Endodoncia – ¿Dolor de muelas?

Un endodoncista es el odontólogo especialista en endodoncia o tratamiento de conductos/canales dentales, es decir, el especialista en quitar (“matar”) el nervio de un diente.

El especialista más indicado en tratar el dolor dental agudo que “no nos deja vivir”.

Los tratamientos de endodoncia tienen como objetivo mantener el diente en la boca.

endodoncia

Tratamientos

1. Endodoncia o tratamiento de conductos dentales

El tratamiento endodóntico trata el interior del diente. Dentro del diente existe un tejido blando llamado pulpa, necesario para el crecimiento y el desarrollo del diente. La pulpa contiene vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo. Se extiende desde la corona dental hasta la punta de las raíces, donde conecta con el hueso que rodea el diente.

La pulpa puede verse afectada principalmente por caries, traumatismos y desgastes dentales ocasionando su necrosis (muerte). En estos casos aparece infección, dolor, inflamación en el hueso y la encía que rodean al diente.

Es el típico dolor de muelas inaguantable! El que nos hace correr a visitar al dentista.

La endodoncia cura estas infecciones eliminando la pulpa necrosada, desinfectando el espacio que ocupa y rellenándolo con materiales adecuados que aseguren un buen sellado.

Con la endodoncia podemos CONSERVAR NUESTROS DIENTES con las ventajas que ello supone:

  • Apariencia natural
  • Masticación eficiente
  • Fuerza y sensación normal al morder
  • Proteger a otros dientes de un desgaste o tensión excesivos

Con el tratamiento adecuado los dientes endodonciados pueden durar toda la vida.

2. Reendodoncia o Retratamiento de conductos

Es el tratamiento necesario para salvar un diente en el que ha fracasado un tratamiento de endodoncia previo.
Puede darse el caso de que un diente tratado correctamente de endodoncia no cura de la forma esperada o puede
desarrollar nuevos problemas. En estos casos el dolor y la inflamación aparecen de nuevo meses o años después del
tratamiento inicial. Esto puede ocurrir al igual que con cualquier otro procedimiento dental o médico por varias
razones, entre ellas:

  • Los conductos radiculares estrechos o curvos no fueron tratados durante el procedimiento inicial.
  • La anatomía del interior del diente es complicada y no fue detectada en el primer procedimiento.
  • La colocación de la corona dental u otra restauración se retrasó después del tratamiento endodóntico.
  • La restauración no impidió la contaminación salivar en el interior del diente, por un sellado defectuoso de
    sus márgenes

En otros casos, un nuevo problema puede poner en peligro un diente que fue tratado con éxito. Por ejemplo:

  • Una nueva càries puede exponer el material de relleno del conducto a las bacterias, causando una nueva
    infección en el diente.
  • Aparición infección ósea alrededor de las raíces del diente.
  • Una corona o empaste suelto, agrietado o roto puede exponer el diente a una nueva infección.
  • Una fractura dental.
  • A veces nos encontramos con situaciones en las que se aconseja la optimización de un tratamiento de conductos ya existente, aunque no existan molestias. Son casos en los que se requiere la colocación de una nueva corona, puente, incrustación u obturación y se tiene la incertidumbre sobre el estado interno del diente. El objetivo es minimizar el riesgo de complicaciones posteriores.

Si su diente no se cura o desarrolla nuevos problemas, tiene una segunda oportunidad. Un procedimiento adicional de endodoncia puede ser capaz de conseguir la curación y así salvar su diente.

Durante el retratamiento, el endodoncista reabrirá el diente y retirará los materiales de relleno que se colocaron en su interior durante el primer procedimiento para poder examinar cuidadosamente el interior del diente, buscando canales adicionales o una nueva infección. Luego de desinfecta y limpia profundamente el interior del diente en toda su longitud.

Dejando este espacio perfectamente rellenado y sellado. El acceso se rellena con material temporal. Al cabo de poco es necesario una obturación definitiva con un sellado periférico perfecto y según indicación del dentista una nueva corona o incrustación.

3. Cirugía periapical

La cirugía periapical está indicada cuando existe una lesión periapical, es decir, una infección en el hueso que rodea
las raíces del diente.

Antes de realizar esta cirugía es necesario realizar la endodoncia del diente afectado.

El procedimiento quirúrgico consiste en la eliminación del tejido infectado, la resección de ápice radicular (eliminamos aproximadamente 1/3 de la punta de la raíz) y la obturación del extremo apical del conducto radicular buscando el sellado perfecto del diente. Se realiza con anestesia local. Requiere tratamiento antibiótico y antiinflamatorio post-cirugía.

Así mismo, se hacen necesarios controles radiográficos periódicos para valorar la curación de la lesión ósea.

Actualmente se realizan tratamientos de endodoncia en dientes que sabemos vamos a exodonciar (quitar de la boca) pero que tienen infección ósea, y lo hacemos con el objetivo de buscar la curación ósea y la creación de nuevo hueso, asegurando un mejor pronóstico a otros tratamientos dentales (colocación de implantes, injertos de hueso…)

4. Apicoformaciones.

Tratamiento endodóntico destinado a la conservación de un diente definitivo joven en el que la pulpa se ha necrosado y la formación de la raíz todavía no ha terminado.

Lo necesitan niños que han sufrido una fractura dental o caries muy profunda.

Acabado el tratamiento de endodoncia y restaurado el diente, este funcionará como cualquier otro diente.

5. Revascularización pulpar.

Tratamiento relativamente novedoso a través del cual buscamos mantener la pulpa dental vital.

Importante seleccionar correctamente los casos clínicos dónde realizarlo.

Problemas que solucionamos

endodoncia barcelona
  • Dolor dental.
  • Abcesos, flemones, fístulas dentales.
  • Dientes rotos o “caidos” por accidentes.
  • Infecciones en el hueso maxilar/mandibular.
  • Pérdida de dientes naturales.
  • Fístulas dentales.

¿Por que confiar en los especialistas de Clínica Birbe?

  • Por la dilatada experiencia diseñando sonrisas, en tiempo de dedicación y conocimientos.
  • Podrás opinar sobre tu tratamiento gracias a las simulaciones previas.
  • Disponibilidad y cercanía con el paciente.
  • Honestidad en ofrecerte las mejores opciones teniendo en cuenta tu estado actual.

Contacta con nosotros: Comodidad y Facilidades

Durante tu primera consulta te explicaremos las distintas opciones de tratamiento y la mejor opción para tu caso en concreto, estarás directamente en manos del Dr. Birbe, uno de los cirujanos maxilofaciales de mayor reconocimiento internacional en Barcelona. Te facilitaremos:

  • Diagnóstico personal mediante exploración oral y facial
  • Presupuesto cerrado, junto con las diferentes posibilidades de financiación
CONTACTA CON NOSOTROS