¿Qué son los dientes incluidos?

En ocasiones los dientes no logran erupcionar en boca , una vez formados dentro de los maxilares, quedando incluidos dentro de ellos. Son los llamados dientes incluídos. Según la profundidad a la que quedan enterrados, hablamos de inclusiones totales oparciales. Si son inclusiones parciales, puede existir una comunicación del diente con la boca, saliva  y bacterias en ellas presentes y ser causa de infecciones recurrentes.

Las inclusiones dentarias a menudo van acompañadas de malposiciones del diente, de forma que pueden quedar impactados contra los dientes vecinos. Esta impactación puede causar daños irreparables a los dientes vecinos como:

  • Reabsorción de la raíz (rizolisis)

  • Reabsorción del hueso alrededor de la raiz, creando bolsas periodontales
  • Formación de caries y desarrollo de quiste y tumores en relación con los tejidos que originariamente formaron el diente incluido

Os presentamos un caso con un canino totalmente incluido en el paladar y con una inclinación que hacia imposible su salida en boca de forma fisiológica. Las fotos muestran la radiografía que hace evidente la posición del canino en el paladar, el tratamiento de ortodoncia necesario, la cirugía para exponer y poder traccionar el canino y su posición en boca a medio tratamiento. Este caso aún no está terminado.

Diagnóstico y tratamiento

Es recomendable que a la edad en que  los dientes deben haber erupcionado (14-16 años), se haga una radiografía panorámica de la mandíbula, en búsqueda de riesgo de inclusiones dentarias.

Para evitar desarrollar las patologías relacionadas con los dientes incluidos, es una buena idea exodonciar los dientes incluidos que vemos que no van a tener espacio para erupcionar.

Los dientes más frecuentemente incluídos son:

Cordales o muelas del juicio

En el caso de los cordales, analizaremos previamente el riesgo de lesión del nervio dentario, que discurre por dentro de la mandíbula, en relación con las raíces de los cordales inferiores. Cuanto más desarrollada la raíz del cordal, mayor riesgo de que esté en contacto con el nervio dentario y por tanto más riesgo la exodoncia. A menudo recurrimos a un análisis de la posición del nervio con un escaner de haz de cono.

Caninos y premolares

En el caso de caninos o premolares incluidos, también con un estudio radiológico con escaner determinaremos si es posible llevar los dientes a su posición natural con tracción ortodóncica. Si es así, realizamos una fenestración del diente incluído, es decir una exposición de la corona del mismo, donde se adherirá un brackett de ortodoncia para poder traccionar.

Si nos es posible traccionar el diente hasta su posición natural, deberemos realizar su exodoncia quirúrgica y colocación de un implante para substitutir el diente ausente.

La cirugía de las inclusiones dentarias la realizamos en la clínica con anestesia local y sedación endovenosa para mayor comfort del paciente. Con sedación del paciente habitualmente realizamos las exodoncias de las cuatro muelas del juicio simultáneamente con excelentes resultados, postoperatorio y satisfacción del paciente.

Si necesitas una valoración de tu situación contacta con nosotros.

Contacta con nosotros: Comodidad y Facilidades

Durante tu primera consulta te explicaremos las distintas opciones de tratamiento y la mejor opción para tu caso en concreto, estarás directamente en manos del Dr. Birbe, uno de los cirujanos maxilofaciales de mayor reconocimiento internacional ubicado en Barcelona. Te facilitaremos:

  • Diagnóstico personal mediante exploración oral y facial
  • Presupuesto cerrado, junto con las diferentes posibilidades de financiación
CONTACTA CON NOSOTROS