No pienses que al acabar tu tratamiento de ortodoncia está todo ya hecho. No, al finalizarla se pasa por un momento importante que dudará siempre, los retenedores y por supuesto seguir una pauta correcta de cuidados.

Pasos en ortodoncia

Inicialmente el primer paso es visitar al ortodoncista, cada vez son más los pacientes que solicitan estos tratamientos, no existe límite de edad, cualquier persona sea su edad puede llevar ortodoncia.

En la actualidad existen varios tipos de aparatologías, según te convenga el especialista te aconsejará una u otra.

Tipos de aparatos

Brackets tradicionales o metálicos:  Es una de la aparatología más clásica, Como su mismo nombre indica son metálicos, pequeñas piezas que se cementan al diente y a los molares y a su vez se conecta con un arco que aplica unas fuerzas y se consigue así que los dientes se muevan. Es una muy buena técnica y una de las más utilizadas en niños. Su único inconveniente es el estético.

Brackets estéticos o cerámicos: Funcionan exactamente como los metálicos, son pequeños fragmentos cementados en los dientes y molares pero en este caso son transparentes ( cerámica, zafiro). Son menos visibles que los metálicos pero se ven a una distancia corta, eso sí, son muy disimulados y su función es idéntica a los tradicionales.

Brackets linguales: Son un tipo de brackets que se cementan por la parte interna del diente y del molar, lógicamente no se ven pero no suelen ser muy cómodos para el paciente, su colocación es compleja,  puede interferir en el habla y la técnica es un poco mas complicada.

Ortodoncia invisible o Invisalign: Es una técnica muy novedosa y completamente invisible, cada vez mas escogida por los pacientes que se la pueden realizar. Son alineadores completamente transparentes y removibles que se van cambiando cada 15 días, cada alineador tiene la función de ir modificando los dientes hasta llegar a la posición correcta. Esta técnica a parte de la función estética tiene la ventaja que los alineadores te los sacas para comer y para cepillarte los dientes. Si quieres que te funcione este tratamiento lo deberás llevar unas 22 horas al día.

Al acabar el tratamiento viene una etapa continua que son los retenedores, los retenedores los ponemos al final del tratamiento, son fijos y van por detrás de los dientes abarcando como mucho 6 dientes en la arcada inferior y 6 en la inferior, no se nota apenas y te podrás cepillar con normalidad. Estos retenedores se revisarán anual o semestralmente en tu consulta al realizar tu higiene profesional.

Corrige tu sonrisa, en tus manos están las ganas de hacerlo y el las nuestras los mejores profesionales, Clínica BIRBE dispone de un gran equipo de ortodoncistas, para cualquier consulta contacta con nosotros.