Esta pregunta en ocasiones te las puedes llegar a preguntar…Puedes pensar…» no me duele ni molesta nada», » me lavo los dientes cada día después de cada comida». Si, puedes pensar todo esto que te acabo de decir pero para mantener una sonrisa bonita y una boca sana no solo es suficiente llevar una buena higiene en casa, es importante y necesario visitar a tu dentista de confianza con regularidad.

Según tu estado dental necesitarás un protocolo de visitas, cada paciente es diferente y cada uno sigue las visitas según patología o ex patologías que hayas tenido.

Aún así voy a explicarte resumidamente que señales o signos nos indican que debes visitar a tu odontólogo.

Como profesional te aconsejaría acudir a tu centro dos veces al año ( cada  meses), aunque piensa que si estás realizando algún tipo de tratamiento requerirá ir con mas frecuencia para realizar un perfecto seguimiento y obtener un buen resultado.

En las revisiones semestrales se hace una higiene profesional ( muy necesaria) control de posibles caries y control de tus encías, piensa que el mejor modo de evitar una enfermedad bucodental es la prevención. Palabra clave en odontología y en cualquier campo de la medicina.

Signos que nos hacen estar alerta y visitar al dentista.

Sangrado de las encías, tus encías tienen que tener un color sonrosado y no sangrar al cepillarlas, piensa que si el sagrado es continuo puedes tener una gingivitis o llegar a una periodontitis.

Dolor en un diente o molar. Puedes tener una caries y no ver tu pieza dental en mal estado o mas negra. Estas caries poco apreciables pueden llegar a nervio y sufrir una pulpitis, la pulpitis es una inflamación del nervio muy dolorosa.

Dolores mandibulares o maxilares: Su origen es por apretar los dientes, es el llamado bruxismo. Este hábito suele ser mas nocturno y lo podemos frenar llevando una placa de descarga.

Llagas en boca. Una llaga en la boca es muy molesta, pero si salen continuamente se puede llegar a pensar en síntomas de patologías orales mas graves.

Otro signo importante es que tengas complejo al sonreír, no escondas tu sonrisa.

Seamos precavidos, desde Clínica BIRBE te animamos a que realices tus revisiones antes de tener un problema, contacta con nosotros, queremos verte sonreír.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Danos tu valoración haciendo click en las estrellas!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos: