La mordida abierta es una de las maloclusiones más comunes a nivel facial y está relacionada con el mal crecimiento y desarrollo de la cara o la forma en que los dientes muerden entre sí.

Su detección es fácil aunque existen tres tipos:

  • Mordida abierta anterior: no hay solapamiento entre los dientes frontales opuestos cuando los dientes están mordiendo a la vez
  • Mordida abierta posterior: no hay espacio entre los dientes posteriores opuestos cuando los dientes están mordiendo a la vez
  • Sobremordida incompleta: los dientes frontales inferiores no tocan con los dientes frontales superiores cuando los dientes están mordiendo a la vez

Los pacientes con este problema que vienen a la Clínica Birbe normalmente destacan sobre todo su aspecto estético ya que aseguran que se ve altamente influido y afecta a su sonrisa y consecuentemente a su autoestima o relación social con el resto de personas. Por lo tanto, ¿cuáles son sus posibles tratamientos?

Pues bien, existen varias líneas de tratamientos en función de cada caso  entre las que encontramos por un lado la correción mediante el ajuste de algunos de los dientes afectados en los casos más leves sin necesidad de someterse a una cirugía.

Utilizando brackets como el instrumentos más eficaz, ya que reequilibra la mordida. En algunos casos más severos, se puede dar elc aso de necesitar aparatos ortopédicos.

En último caso se recurre a la cirugía sobre todo para adultos, los cuales han paralizado el crecimiento y es más difícil poder corregir el problema con las otras técnicas. De esta forma esta cirugía correctiva es una solución permanente que consiste en colocar la mandíbula en una nueva posición y fijarla con placas y tornillos. En ocasiones, puede requerir de forma adicional un tratamiento de ortodoncia para alinear los dientes.

Es muy importante que en cualquiera de los tratamientos mencionados se eliminen de forma completa si hubiera los hábitos que hubieran causado la mordida abierta como por ejemplo chuparse el dedo o morder un objeto durante un tiempo prolongado.

Por lo tanto, los únicos tratamientos existentes en la actualidad para tratar la mordida abierta son la combinación de la cirugía ortgonática y la ortodoncia que se conviene practicar en edades más tempranas de crecimiento para que el tratamiento sea más eficaz y más reducido en el tiempo.

Ahora bien, además de su diagnóstico precoz, existen algunas técnicas para evitar desarrollar en el futuro este problema como por ejemplo, eliminar hábitos como el de empujar con la lengua, reducir la dependencia del chupete o chuparse el dedo con el fin de evitar cualquier complicación y sobre todo la aparición de esta patología.

En Clínica Birbe contamos no sólo con el prestigioso Doctor Birbe, especialista en cirugía ortognática a nivel nacional e internacional, sino también con la aplicación de las técnicas más novedosas, unas instalaciones de vanguardia y un equipo médico profesional especializado en distintos ámbitos maxilofaciales que hacen posible que estos tratamientos obtengan los mejores resultados para el paciente.