Los tratamientos con implantes constan de dos partes:

1º La parte quirúrgica

Comprende la colocación de la fijación o implante y un período de control y cicatrización del implante de 6 semanas, tiempo en cual el implante queda firmemente unido al hueso (“osteointegración”).

2ª La parte protésica

Comprende la toma de medidas, confección de la prótesis, colocación y controles posteriores.

El tiempo total de tratamiento en circunstancias normales es de 2 meses. Cuando el implante se acaba de colocar, debe permanecer sin movilidad al menos 4 semanas para permitir la osteointegración. En el momento en el que se coloca la prótesis definitiva sobre el implante decimos que recibe carga funcional (El paciente puede comer con el diente).

Sin embargo, hablamos de carga inmediata cuando se coloca la prótesis en un margen de tiempo de 2 días máximo desde que se coloca el implante. Esto supone un riesgo añadido a la hora de colocar implantes, ya que el riesgo de fracaso aumenta ligeramente.

Puede realizarse carga inmediata en 1 solo diente o en toda la boca. En este último caso, el paciente acude a la consulta con dientes en un estado precario de salud, se extraen, se colocan los implantes y unas prótesis provisionales fijas sobre los implantes, todo esto en la misma sesión. Tras un período de cicatrización de unos 5 ó 6 meses se reemplaza la prótesis de acrílico por una definitiva de porcelana. En este caso estamos hablando de implantes inmediatos con carga inmediata. En estos casos el riesgo de fracaso aumenta ligeramente, pero son tratamientos indicados sobre todo en personas jóvenes, debido a que el paciente nunca se verá sin dientes, evitando así el trauma psicológico que supone perder todos los dientes de una vez.

How useful was this post?

¡Danos tu valoración haciendo click en las estrellas!

Average rating / 5. Vote count: