Aunque ya hemos hablado en artículos anteriores sobre la periodontitis, no está de más saber que es una de las primeras causas de pérdida dental que existe. Esta infección está causada por bacterias que van destruyendo las encías y el hueso que soportan las piezas dentales es una de las más frecuentes, tanto es así, que afecta a dos tercios de la población con más de 40 años lo cual supone un gran problema en la sociedad actual y más cuando sus causa están relacionadas básicamente con la diabetes no controlada, el estrés o el tabaco. En algunos casos también influye el factor genético por el cual hay pacientes más proclives a su formación.

Entre lo síntomas más frecuentes podemos encontrar la inflamación, sangrado de encías, mal aliento, espacios negros entre los dientes y piezas dentales más largos. Y como siempre decimos en la Clínica Birbe, su mejor tratamiento no es otro que el de la prevención con una serie de acciones como la visita al odontólogo cada 6 meses, la realización de una limpieza profesional al menos una vez al año y la cumplimentación de una serie de hábitos de higiene oral y cese de hábitos tan perjudiciales como el tabaco.

Ante este tipo de casos, se suelen eliminar todas las bacterias existentes en la encía mediante raspajes aunque en los casos más avanzados puede ser necesaria una pequeña intervención quirúrgica para eliminar las bolsas periodontales y regenerar así el hueso y la encía perdida.

Lo más importante es que el paciente conserve sus propios dientes por lo que nuestros expertos llevan a cabo este tratamiento que suele ser muy exitoso ya que la mayor parte de los casos se tratan de esta forma y se mantienen los resultados a largo plazo.

Si tienes más dudas, consulta con nuestro equipo de profesionales médicos.