El implante dental es un “tornillo” de un material biocompatible que sustituye a la raíz de un diente inexistente, o que bien hemos perdido por caries, un traumatismo, piorrea, o porque no se nos formó (agenesia).

Al ser de un material biocompatible, normalmente de titanio y de superficie rugosa, el implante dental minimiza el número de “rechazos”. Desde hace mucho tiempo es un tratamiento seguro y con garantías si nuestro doctor realiza el tratamiento honestamente.

¿Qué pasa cuando se pierde una o varias piezas dentales?

• Normalmente, con el paso del tiempo perdemos volumen de hueso maxilar y/o mandibular.

• Se empiezan a extruir los dientes antagonistas, es decir, se alargan los dientes contrarios al no tener tope al cerrar la boca. El plano oclusal de nuestros dientes se tuerce y pueden aparecer interferencias dentales (al mover la mandíbula tropezamos con nuestros propios dientes porque están torcidos).

• Sobrecargamos el lado contrario al masticar al no poder masticar por la zona sin diente, con riesgos de posibles fracturas y pérdida de otras piezas.

• Sobrecargamos la articulación temporomandibular ATM por estar limitados a la hora de masticar.

El implante dental nos permite reponer los dientes que faltan sin implicar los que ya tenemos sanos. (Detalle muy importante: ¡Mantener sano lo que ya tenemos sano!)

A día de hoy, existen tantos implantes como queramos, de precios y calidades diferentes. Hay que buscar un equilibrio entre calidad / precio para que nos duren toda la vida. Lo “bueno, bonito, barato” no existe, pero sí que podemos encontrar implantes a un precio asequible y con unas garantías de durabilidad para evitar las probabilidades del rechazo o fracturas. Evidentemente, hay que confiar en el doctor/a que nos va a tratar.

Al igual que los dientes naturales, los implantes pueden ser para toda la vida, pero no hay que olvidar que también hay que hacer controles periódicos y mantenimientos. Así que, si queremos evitar una periodontitis, movilidad de los implantes y ayudar a garantizar una larga duración, tendremos que cuidarlos y mimarlos.

¿Quien es candidato/a para llevar implantes?

La respuesta es TODOS/AS.

Para ello, lo primero es estudiar y valorar la situación actual. Hay varias técnicas para colocar los implantes. Primero hay que ver si hay hueso, tanto en grosor de la cresta ósea para colocar implantes de diámetro ancho o estrecho, como en altura para colocar un implante largo o corto.

Si no existe hueso suficiente en el maxilar superior, una buena opción de tratamiento son los implantes cigomáticos.

¿Hay que colocar un implante por diente ausente?

No es necesario. Cuando solo falta una o dos piezas, se debe colocar un implante y una corona sobre ese implante con tornillo o cementada.

Cuando faltan tres o más piezas en una misma zona, se puede rehabilitar con puentes sobre implantes, siempre que la distancia entre implantes no sea demasiado larga. Es decir, para cinco dientes se podrían colocar tres implantes y puente de cinco piezas; o para tres dientes, se podrían colocar dos implantes y un puente de tres piezas sobre dos implantes.

¿Cuando se colocan implantes sencillos o implantes cigomáticos?

Mientras haya suficiente hueso transversalmente como verticalmente o tengamos opciones para regenerar hueso con injerto previamente a colocar los implantes, se colocarán los implantes sencillos y más habituales.

Los implantes cigomáticos están indicados en pacientes sin hueso en el maxilar superior y sin posibilidad de hacer ningún injerto de reconstrucción ósea porque lleva muchos años sin dientes y portadora de una prótesis removible.

En Clínica B I R B E estudiamos su caso, prestando mucha atención a las necesidades e inquietudes de cada paciente, para poder personalizar cada uno de nuestros tratamientos, garantizando cubrir las necesidades de las personas.

Puede pedir una primera visita llamando al (+34) 93 212 47 37, enviando un mensaje vía Whatsapp al (+34) 626 85 23 63 o bien mediante formulario en nuestra página web.

¡La comunicación es muy importante y tenemos tiempo para ella!