Tabaco y salud oral

Efecto del tabaco en las encías

 El tabaco es un agente perjudicial que afecta diversas estructuras y órganos de nuestro cuerpo. ¿ Como afecta la boca, dientes y encías? ¿Cómo afecta los implantes dentales? impl y tabaco

Clínica Birbe quiere proporcionarte una breve pero importante información al respecto.

Factores de riesgo de padecer enfermedades en las encías

La periodontitis aparece a raíz de una infección bacteriana. No obstante, deben considerarse también factores de susceptibilidad y de herencia del paciente (enfermedades o fármacos que se consuma) así como factores ambientales dentro de los cuales el más significativo es el tabaco.

El tabaco es un factor de riesgo ambiental y modificable de padecer enfermedad periodontal y pérdida dentaria. La probabilidad de tener periodontitis avanzada aumenta al incrementar el número de cigarrillos consumidos al día (a partir de 10 cigarrillos) y a partir de incrementar la duración del hábito (más de 10 años de consumo).

¿Cómo actúa el tabaco a nivel de las encías?

El humo de los cigarrillos está compuesto por unos 4.000 constituyentes que son farmacológicamente tóxicos, mutagénicos y carcinogénicos.

Los fumadores tienen mayores niveles de bacterias en el periodonto y una disminución de las defensas de la encía frente al ataque bacteriano. Por este motivo, los fumadores son más susceptibles de padecer la enfermedad periodontal.

 

¿Cómo son las encías de los fumadores?

  • Encía fibrótica
  • Menor sangrado gingival (la nicotina produce vasoconstricción de los vasos sanguíneos)
  • Bolsas periodontales más profundas.
  • Recesión gingival (encías descarnadas).
  • Mayor acumulo de sarro dental y tinciones dentales oscuras.
  • Progresión rápida de la periodontitis
  • Menor reducción de bolsas tras el raspaje.
  • Tras cirugía periodontal hay mayor probabilidad de reaparición de las bolsas periodontales.
  • Pueden ser resistentes al tratamiento periodontal convencional.
  • Aparición de leucoplasias en las encías (lesiones blancas premalignas). Son 6 veces más frecuente en fumadores.
  • Melanosis del fumador. Es la pigmentación negra bucal. Es debido a que la nicotina estimula a los melanocitos. Aparece más frecuentemente en mujeres. Bastan 1-3 cigarrillos al día para que pueda aparecer y desaparece al cabo de un tiempo de dejar de fumar.

¿Cómo responden los fumadores al tratamiento periodontal y a los implantes osteointegrados?

Existe una relación directa entre el número de cigarrillos consumidos, la severidad de la enfermedad periodontal y la respuesta al tratamiento periodontal.

Los fumadores responden peor al tratamiento periodontal: raspajes subgingivales, cirugía periodontal, cirugía mucogingival (injerto de encía), implantes osteointegrados y mantenimiento periodontal de soporte. Así mismo también tienen una menor reducción de las bacterias causantes de la enfermedad periodontal. Por lo tanto, el pronóstico dental de estos pacientes es peor.

Si se abandona el hábito tabáquico, la respuesta al tratamiento se normaliza y se iguala a la de los no fumadores. Si por el contrario se sigue fumando, la respuesta gingival y la cicatrización empeora y los injertos de encía e implantes osteointegrados tienen más probabilidad de fracasar.

El 90% de las periodontitis que no responden convenientemente al tratamiento convencional de la enfermedad periodontal, ocurre en fumadores, al presentar éstos una alteración en el sistema de defensa. Del mismo modo, el 90% de los fracasos en los tratamientos de implante precisan regeneración de ósea, es notablemente superior en personas fumadoras.

 

¿Vale la pena dejar de fumar?

Es muy recomendable que el paciente fumador que va a someterse a un tratamiento periodontal deje de fumar ya que se están demostrados efectos positivos inmediatos al abandonar el hábito tabáquico.

Los pacientes deben de ser informados de que no tienen que haber dejado de fumar desde hace mucho tiempo para aumentar el éxito del tratamiento sino que lo pueden deja inmediatamente antes de iniciar el tratamiento periodontal. Los efectos negativos sobre la respuesta al tratamiento periodontal y a las bacterias periodondales son reversibles al dejar de fumar (el daño producido por el tabaco no es reversible).

El ex-fumador responde igual al tratamiento periodontal que el no fumador.

Sin embargo, el abandono del hábito no es una tarea sencilla. La nicotina crea una autentica adicción a tres niveles: dependencia física, dependencia psicológica y factores sociales. El profesional dental debe ayudar a los pacientes a pasar de “querer ser un no fumador» a «querer de dejar de fumar”.

Consulta con nosotros, te ayudaremos!

Clinica Birbe

Clinica Birbe

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Danos tu valoración haciendo click en las estrellas!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos: