En el reciente congreso de la IADR (International Assoiciation of Dental Research) celebrado en Barcelona, se ha discutido cuál es el mejor tratamiento para los pacientes roncadores que sufren Apnea Obstructiva del Sueño.

El síndrome de apnea obstructiva del sueño (OSAS) se produce en pacienes con maxilar y mandíbula retroposicionados. Al relajarse la musculatura de la lengua y suelo de la boca, en posición estirados, en estos pacientes las paredes de la rinofaringe y orofaringe se colapsan, impidiendo el paso de aire. La presión de la vía aérea entonces aumenta y el aire pasa a presión, haciendo vibrar las paredes de la vía aérea y provocando ronquidos. Si las paredes se colapsan, hablamos de apnea, mientras que si disminuyen un 50% su díámetro, de hipopnea. El diagnóstico se hace mediante un estudio mientras el paciente duerme llamado polisomnografía– Dependiendo del número de apneas e hipopneas por hora durante el sueño, se diagnostica el OSAS.

Estos pacientes sufren una grandisminución de su calidad de vida por : cansancio crónico, sueño durante el día, alteracio´n en la vida de pareja, intolerancia por parte del compañero de cama, predisposición a tener accidentes,…A la larga provoca hipertensión arterial, ictus, infarto de miocardio,…En el 75% afecta a hombres y en 25% a mujeres. No queda claro que el perder peso mejore el pronóstico, puesto que la causa se debe a un problema de maxilar y mandíbula retroposicionados.

El tratamiento empieza por utilizar una máscara de aire durante el sueño que insufla aire a presión positiva. Es la CPAP. Es muy eficaz, pero el problema radica en la intolerancia que crea por incomodidad, seuqedad de boca, aparato poco agradable, intolerancia por parte de la pareja. En algunos casos se ha provado aguantar la mandíbula en una posición adelantado mediante un aparato dental. Pero es poco eficaz (sólo 50% mejoran) y provoca dolores musculares por la mañana e incluso si se utiliza muchos meses problemas en la articulación de la mandíbula. Otro tratamiento que se provó es la resección de la campanilla del paladar o uvulopalatofraingoplastia. Es eficaz en menos del 50% de los casos, crea un efecto indeseado de cicatriz en el paladar y dolorosa.

El mejor tratamiento hoy en día es la cirugía de avance maxilo-mandibular con mentoplastia. Consiste en avanzar maxilar y mandíbula al menos 10mm, dilatando así el diámetro de la vía aérea. Es curativa del OSAS en más del 97% de los casos, logrando que el paciente deje de roncar, respire bien, normalice su sueño y con ello las alteraciones que provocaba. No es más que una cirugía ortognática convencional destinada a resolver un problema respiratorio grave. Si existiera una maloclusión concomitante, se puede hacer un tratamiento de ortodoncia y solucionarlo también. Este tratamiento además mejor el perfil de estos pacientes que en general es biretrusivo, con papada marcada, falta de proyección del mentón y laxitud de los tejidos. Clínica Birbe es pionera en este tratamiento, con unos resultados espectaculares. Más detalles en maxilofacialBarcelona.es