Verano, helados…sensibilidad dental…molestia.

Asociamos mas la sensibilidad dental al verano, ya que en nuestra dieta añadimos mas alimentos fríos y bebidas fresquitas e incluso acompañadas de hielo.

Son muchos los pacientes que sufren de sensibilidad dental, es una patología muy molesta, es una sensación de dolor agudo al consumir según que alimentos o bebidas como te he comentado antes. Esto puede llegar a alterar nuestro ritmo y calidad de vida e incluso nuestra rutina de higiene bucal.

Causas principales de la sensibilidad dental

Tener el hábito de cepillarte los dientes agresivamente. Es un error pensar en que cuanto mas fuerte nos cepillamos mejor y mas limpios quedan nuestros dientes. El cepillado agresivo produce al diente una erosión del esmalte, si el esmalte se daña la sensibilidad crece. Nuestra técnica tiene que ser suave, normalmente en movimientos circulares y con un cepillo suave o bien el cepillos eléctricos.

Retracción de las encías. La encía por falta de cepillado o bien en pacientes que enseñan demasiada encía  ( sonrisa gingival) también pueden sufrir de sensibilidad dental, la exposición de parte de la raíz puede provocar una gran molestia.

Blanqueamientos dentales profesionales. En ocasiones después de realizarse un blanqueamiento dental también puedes tener sensibilidad. Estos tratamientos van acompañados por pastas desensibilizantes que el odontólogo o higienista que te realice el blanqueamiento te explicará antes y te marcará una pauta para utilizarlo. Esta sensación de sensibilidad es pasajera, es muy puntual al inicio del tratamiento y desaparece en pocos días.

 

Como podemos evitar la sensibilidad dental? 

Fundamentalmente llevar una dieta equilibrada, intentando minimizar estos alimentos o bebidas tan frías o algunos cítricos. Como te he comentado erosionan nuestro esmalte y provocan hipersensibilidad. No digo que no debas tomarlos, digo que vigiles de no consumirlos habitualmente. Si los consumes es aconsejable beber agua después de ingerirlos, eso te ayudará a tener menos sensibilidad. Cepillate después de cada comida inmediatamente y trata tus dientes con colutorio que lleve fluor en casa, ya que fortalece el esmalte y lo protege de las erosiones.

Espero que este post te haya ayudado, desde Clínica BIRBE esperamos que disfrutes del verano y para cualquier consulta contacta con nosotros.