Tras conocer la primera fase de evaluación inicial pasaremos ahora a lo que se denomina la propia colocación del implante dental. Para ello se realizan las incisiones de abertura de los tejidos necesarios para aprovechar los dientes que bordean el desdentamiento y modificar los pertinentes.

Una vez realizo esto se procede a la colocación del implante provisional de forma que se espere a su correcta cicatrización.

Pasamos entonces al periodo de inmersion en el que se realizan los tratamientos periodontales necesarios, se perfecciona el equilibrio oclusal, se modifican los ejers de la ortodoncia y se realizan los tratamientos que el implantólogo dental considere oportuno.

Pasa el tiempo necesario, se conectan los implantes mediante la eliminación superficial de los tejidos, el reposicionamiento apical del colgajo vestibular para preservar al máximo la encía queratinizada adherente y la realización de un nuevo aporte de material de relleno, si hubiera resultado insuficiente.

En ciertas situaciones clínicas, y esencialmente en los implantes anteriores mandibulares, la prótesis provisional no es indispensable y puede ser reemplazada mediante simple rebajo de la prótesis removible. Por el contrario, todos los implantes maxilaresnecesitan una prótesis provisional que permite el funcionamiento progresivo de dicho implante y la condensación del hueso periimplantario.

También existen las denominada próstesis de uso que se utilizan para asegurar la mayor perennidad a la reconstrucción.

En Clínica Birbe somos expertos en implantología dental por lo que no dudes en consultar con nuestros profesionales especializados que te asesorarán de la mejor manera durante todo el procedimiento.