¿Quién es el paciente ideal para una cirugía de la nariz? La rinoplastia

Quizás os habréis preguntado si debéis operaros la nariz para mejorar vuestra apariencia . Antes que nada hay que tener en cuenta que la cirugía estética de la nariz o rinoplastia es una intervención quirúrgica que modifica la forma de la nariz, corrige los defectos que pueda presentar, ya sean de nacimiento o por accidentes. Soluciona algunos problemas respiratorios. Es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentes realizados en cirugía maxilofacial y esta tendencia crece entre los hombres.

Consiste en remodelar el esqueleto óseo y cartilaginoso de la nariz para conseguir una nueva forma más armónica con las facciones del paciente. Con esta operación podemos disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior con el fin de conseguir una mejor armonía entre el rostro y la nariz, sin alterar la expresión y personalidad del paciente. Cuando, además se corrige la desviación del tabique nasal para mejorar la función respiratoria se denomina rinoseptoplastia.
Los pacientes  ideales para una rinoplastia son  aquellas personas que quieren mejorar su aspecto y apariencia.  Hablamos de pacientes con buena salud, con estabilidad psicológica y expectativas realísticas. Con la cirugía estética de la nariz mejoraremos nuestra autoestima y nuestro físico. No conseguiremos parecernos a otras personas o que nos traten de manera diferente.  La comunicación entre el médico y el paciente es muy importante y antes de nada,  hay que pensar qué es lo que se quiere conseguir y explicárselo al cirujano, para que él a su vez pueda dar unas expectativas realistas al paciente.

En algunos casos la rinoplastia puede hacer simultáneamente a una cirugía ortognática,si los huesos de la cara (maxilar y mandíbula y mentón) no estan bien posicionados, o a una mentoplastia. Es fundamental la correcta selección de los procedimientos a hacer de forma simultánea para obtener el mejor resultado funcional y estético. Maxilofacial Barcelona gracias a los nuevos programas de simulación 3D y cirugía virtual podemos realizar simulaciones que ayudan a entender los cambios propuestos.

Tras  cualquier intervencion facial, debemos esperar un tiempo mínimo (3 a 12 meses) antes de valorar  el resultado de la operación. Este es el tiempo que precisan los tejidos para adaptarse a la máscara facial de piel y músculos y las cicatrices para realizar su proceso de maduración.