Se puede hacer una rinoplastia sin cirugía   con resultados excelentes gracias a técnica mínimamente invasivas y a la utilización de materiales de configuración volumétrica adecuados. 

Ciertas imperfecciones del dorso de la nariz o de la punta de la nariz, que necesitan un aumento de volumen, pueden tratarse sin cirugía utilizando la técnica del lipofilling, consistente en la infiltración de grasa propia del paciente, procesada y preparada para ser infiltrada en la zona adecuada.

La otra opción es la utilización de materiales de relleno aloplasticos, tipo acido hialurónico, de la densidad apropiada, para hacer esta corrección volumétrica.

En algunos casos, aconsejamos un abordaje mínimamente invasivo a través de una pequeña incisón dentro de la nariz, para hacer correcciones mayores.

Este tipo de tratamiento lo realizamos en la Clinica Birbe, con una simple anestesia local, y de forma ambulatoria. El postoperatorio es prácticamente inexistente, sin más que un pequeño edema que no impide llevar una vida normal.

Si estas pensando en un retoque de tu nariz, llámanos. Tenemos la solución que necesitas