El paso de los años produce en las personas un progresivo envejecimiento que se aprecia más  en la cara.

Una opción para recuperar el espíritu juvenil de los rasgos faciales, son tratamientos cosméticos y de belleza o estéticos poco agresivos. No obstante al llegar  a cierta edad,  esos tratamientos, poco pueden hacer o no sirven de nada, y necesitan de una acción más agresiva para conseguir rejuvenecer su rostro.

El tratamiento de estiramiento facial, o simplemente lifting, es una de las cirugías  más empleadas para combatir arrugas y marcas de envejecimiento en el rostro.

Si bien por lo general son mujeres quienes solicitan esta intervención, lo cierto es que el lifting para hombres cada vez gana más aceptación.

A pesar de que se han desarrollado nuevas técnicas para rejuvenecimiento y belleza estética, el lifting sigue al frente de las cirugías estéticas más populares.