Muchos de los pacientes que descuidan la higiene bucal es porque desconocen que la boca puede ser uno de los detonantes en la formación de problemas del corazón, por ello hoy hablaremos de cómo es esta relación.

Todo se origina como consecuencia de las numerosas bacterias que se acumulan en la boca por descuidar la higiene bucal, las cuales se introducen en el riego sanguíneo pudiendo formar coágulos que disminuyen el flujo de sangre y aumental la presión arterial que puede provocar de forma directa un ataque al corazón.

Por lo tanto, desde Clínica Birbe recomendamos siempre lavarse los dientes y utilizar la seda dental después de cada comida así como las visitas periódicas al dentista para poder luchar contra las bacterias que pueden aumentar el riesgo de sufrir ataques al corazón.

También es importante cambiar cada 3 meses o después de haber estado enfermo el cabezal del cepillo eléctrico o cepillo de dientes, así como llevar una alimentación correcta sin abusar de las grasas saturadas y azúcares y visitar al especialista dental de forma rutinaria para detectar lo antes psoible cualquier infección y también prevenirla.

Cuando un problema bucal se diagnostica en estado avanzado, los tratamientos suelen ser más agresivos por lo que la prevención mediante los cuidados diarios mencianados y las visitas pueden ayudarte a evitar problemas de salud mucho más graves.