Las sonrisas son muchas y muy diversas, motivo por el cual cada paciente necesita un tipo de ortodoncia distinta.

¿Cuáles son?

  • La ortodoncia preventina: pensada especialmente para actuar antes de que se produzca algún daño en la boca o posibles desviaciones. Normalmente se utilizan en niños ya que es posible que detectamos mediante un diagnóstico cualquier alteración y poder frenarlo y minimizar así el riesgo de desarrollar este problema durante el crecimiento bucodental. Para ello en la Clínica Birbe contamos con un odontopediatra con un amplio conocimiento y experiencia en las técnicas de ortodoncia preventiva.
  • Ortodoncia interceptiva: el objetivo es corregir las desviaciones que ya han tenido lugar, es decir, el paciente ya cuenta con la desviación dental, sin embargo, es también muy útil para frenar el crecimiento anormal del complejo craneofacial debido a maloclusiones por lo que también tiene parte de preventivo.
  • Ortodoncia correctiva: como su propio nombre indica, se aplica el tratamiento de ortodoncia cuando el problema ya está establecido totalmente en el paciente y ha alterado el desarrollo oral, que puede ser tanto deformación en el arco dental o en sus funciones. El fin último es devolver al paciente mediante este tipo de ortodoncia la normalidad morfológica, funcional y estética.

Ahora bien, dependiendo de las necesidades y deseos de cada paciente en cada uno de los casos nos encontramos con diferentes tipos de ortodoncia a elegir:

  • Ortodoncia lingual: o lo que es lo mismo, los brackets tradicionales, pero colocados en la parte inferior de los dientes. Al no verse tienen la ventaja de que el paciente puede tener una mejor estética durante el tratamiento.
  • Ortodoncia con brackets de zafiro: son brackets muy estéticos porque son prácticamente transparentes.
  • Ortodoncia invisible: son férulas de plástico transparente y pueden ser removidos varias horas al día. No afecta a nuestra estética en absoluto, ni cuando vamos a comer porque se quitan y nadie detectará que llevamos ortodoncia.

La finalidad de la ortodoncia es por lo tanto buscar una mejora en la olcusión y en la alineación de los dientes.

En cualquiera de los tres casos, la ortodoncia es la solución a la mayoría de los problemas relacionados con la sonrisa aunque en algunos casos también debemos de recurrir a otros tratamientos como pueden ser:

La ortopedia funcional de los maxilares en la que se inhibe o modifica el patrón de crecimiento de los maxilares y resolver la maloclusión.

La cirugía ortognática de la que tanto hemos hablado en artículos anteriores por ser la Clínica Birbe uno de los referentes más importantes en este tipo de tratamientos, se aplica cuando los pacientes presentan problemas de malformaciones maxilofaciales de mayor gravedad.

Elegir entre un tratamiento u otro siempre dependerá de la situación de cada paciente, al igual que los tratamientos de ortodoncia, en cualquier caso, elige siempre a los mejores profesionales como el equipo liderado por el Doctor Birbe.