¿Qué es y qué consecuencias trae el bruxismo?

En este artículo queremos contaros qué es el bruxismo, cuáles son sus causas, su diagnóstico, tratamiento y consecuencias que puede traer.

 

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es una parafunción persistente que consiste en apretar y rechinar los dientes. Es más habitual que ocurra de noche, mientras dormimos, pero al ser una acción que se hace de forma involuntaria, también ocurre de forma inconsciente mientras estamos haciendo tareas que requieren concentración como la limpieza del hogar, actividades rutinarias, etc.

 

Síntomas del bruxismo

Algunos de los síntomas del bruxismo son el tener los dientes más gastados, el dolor de cabeza, de cervicales, de espalda, así como la sensibilidad dental. El bruxismo afecta a nuestros dientes pero también a nuestra musculatura craneal; por esta razón esta dolencia está relacionada con migrañas y dolores musculares.

Esta patología tiene una prevalencia de un 10% entre la población adulta, aunque durante la última década, y especialmente tras el inicio de la crisis económica de 2008, se ha detectado un aumento significativo del número de casos.

Bruxismo. Síntomas, causas y tratamiento

¿Cómo se manifiesta esta patología?

El bruxismo se manifiesta en la cavidad oral de diversas formas. La más representativa es el desgaste dental y las recesiones en las encías que pueden derivar en un problema de sensibilidad dental y un aumento de las caries a nivel de los cuellos dentarios.

Además, también se ha demostrado que, a largo plazo, el bruxismo puede provocar trastornos de la articulación temporomandibular (ATM), dando lugar a ruidos articulares, como crujidos o clics y limitación de la apertura bucal.

La fuerza habitual de masticación de un adulto varía entre los 15 y los 35 kilogramos, mientras que un paciente bruxista puede alcanzar los 250-350 kilogramos. Factores como la edad y el sexo pueden variar estos valores. En cualquier caso, es este aumento de fuerza el que provoca una sobrecarga en los dientes y las encías.

Consecuencias del bruxismo

Muchos de vosotros cuando venís a la clínica nos preguntáis por qué sufrís bruxismo, pues bien, las causas pueden ser varias según cada caso. Normalmente, encontramos como factores principales una mala alimentación, la alineación incorrecta de los dientes, malas posturas, hábitos de sueño, lo que produce dolor mandibular, de oído, ansiedad, insomnio, y más.

El bruxismo puede producir los siguientes efectos:

  • Fracturas en los dientes: Al friccionar, rechinar y apretar favorecemos la rotura del diente. Inicialmente pueden aparecer fisuras pero con el tiempo se fracturan los dientes a nivel de los bordes incisales, de las cúspides de los molares, o verticalmente -esta última, más grave para el diente o molar.
  • Sensibilidad dental: de forma progresiva se va desgastando el esmalte, que es la parte más dura del diente y la que lo protege. Cuando se ve descubierta la dentina provoca sensibilidades al calor y al frío y el desgaste dental avanza más rápido pues la dentina dental es menos dura que el esmalte.
  • Problemas musculares en zona cervical y espalda: se llega hacer tanta fuerza que eso nos perjudica las cervicales por la tensión que se produce al apretar noche tras noche.
  • Insomnio: todos sabemos lo importante que es dormir y descansar correctamente. La calidad del sueño en un paciente bruxista es mala y si se altera se llega a producir insomnio.

Y es que las consecuencias de padecer el bruxismo puede ocasionar grandes problemas en el desarrollo de las piezas dentales, de los músculos y de los huesos de la cara. Esto provoca el progresivo desgaste del esmalte dental y de los dientes, posibles fracturas, inflamación de las encías, cansancio… además de problemas graves en la articulación temporomandibular que son los responsables de que muchos de vosotros sufráis dolores de cabeza muy continuos, aunque también de oídos, cuello, molestias al abrir la boca… es más, en los casos más graves se producen problemas en el habla o en la masticación de alimentos.

La estructura dental por lo que vemos sufre grandes daños y propicia la formación de caries, sensibilidad al frío o al calor, a los alimentos dulces, maloclusiones y posibles fracturas. Sin embargo, aunque las consecuencias sean bastante problemáticas, peor aún es el gran número de pacientes que desconocen que sufren bruxismo mientras duermen.

 

Tratamiento para el bruxismo

En Clínica Birbe ofrecemos diferentes opciones de tratamientos para el bruxismo que van desde protectores dentales para utilizar durante las horas de sueño, a ejercicios de relajación, evitar comer determinados alimentos duros, dormir bien o beber mucha agua.

Estética dental - ATM y el Bruxismo

  • Férulas de descarga oclusales: se trata de unas placas removibles muy finas (generalmente de plástico y transparentes) que se colocan en una de las dos arcadas dentales a fin de evitar el contacto entre ellas y entonces evitar el desgaste dental. Permite disminuir el bruxismo, la presión y proteger los dientes.
  • Fisioterapia: mediante ejercicios de estiramiento y masajes de los músculos del cuello, hombros y cara se puede contribuir a relajar la musculatura de la masticación. Son sesiones de masaje realizados por parte de un fisioterapeuta especializado en zona craneal y cervical y determinados para realizar en casa que permitirán aliviar el dolor, relajar musculatura y proteger más los dientes.
  • Reconstrucción de los dientes: mediante técnicas adhesivas de última generación mínimamente invasivas con carillas dentales en la zona de los incisivos y con incrustaciones en la zona molar y premolar, se puede reconstruir la parte dental perdida.

Aún llevando una placa de descarga es recomendable realizar fisioterapia craneal, pues se centra en relajar los músculos. Existen una serie de ejercicios que se pueden hacer en casa y que son muy útiles para aliviar el dolor. Clínica Birbe tiene una gran experiencia en este ámbito y dispone de un servicio de fisioterapia craneal especializado.

Para tratar los síntomas del bruxismo también se puede recurrir a medicamentos que puedan minimizar los síntomas de la enfermedad, como es el caso de los relajantes musculares. Este tipo de medicamentos deben ser prescritos por el médico de cabecera del paciente y tienen efectos generales.

 

Consejos para prevenir el bruxismo

  • Reducir el consumo de excitantes como la cafeína, la teína y la taurina que están presentes en el café, las bebidas carbonatadas, el té o las bebidas energéticas.
  • Escuchar música que nos relaje antes de irnos a dormir.
  • Reír. ¡Sí! Reír también es muy importante para prevenir estados de estrés y ansiedad.

 

Es la visita regular al dentista la que determina en la mayoría de los casos un diagnóstico precoz de los primeros síntomas del bruxismo, de ahí su importancia de ir al menos una o dos veces al año a una revisión bucodental donde el especialista puede determinar patologías como ésta. El hecho también de estar sometido a grandes dosis de estrés en la vida diaria, trastornos al dormir, psiquiátricos, neurológicos o el consumo de algunos medicamentos o drogas favorece que el bruxismo avance y progrese a estadios superiores por lo que evitar estos factores de riesgo es fundamental en estos casos.

Así que ante el más mínimo síntoma, no dudes en acudir a nuestras instalaciones situadas en pleno corazón de Barcelona donde nuestro equipo de profesionales evaluará tu caso de forma personalizada y establecerá el tratamiento más adecuado siendo normalmente la férula o un aparato interoclusal la herramientas más eficaz para evitar el daño del bruxismo mientras se duerme. Te esperamos en la Clínica Birbe.

Artículos relacionados