Existen diversos tipos de prótesis sobre implantes: prótesis fija, prótesis híbrida y sobredentadura.

En la prótesis fija, la prótesis sólo recrea los dientes que faltan, puesto que el volumen de encía y hueso es el adecuado.

En la prótesis híbrida, se ha perdido parte del volumen de la encía, tanto vertical como transversalmente, pero en una medida tal que se puede suplir el defecto incorporando encía artificial en la prótesis. Esta encía puede ser de porcelana, o resina. Es la denominada prótesis híbrida sobre implantes. Es una prótesis fija, atornillada o cementada sobre los implantes, que soluciona protésicamente defectos que no se han podido solucionar mediante la reconstrucción del volumen del tejido perdido tanto a nivel de encía (partes blandas) como de hueso (partes duras).

Según la zona a restaurar, la exposición o no de encía al sonreír, y la cantidad de tejidos perdidos, la prótesis híbrida sobre implantes puede ser una solución práctica. En cambio en otras circunstancias donde el labio quede muy alto al sonreir

(Sonrisa gingival) valdrá la pena hacer lo posible para reconstruir el volumen de tejidos perdidos.

El tercer tipo de prótesis es la sobredentadura. Es la prótesis que se realiza cuando el volumen de hueso y encía que falta es tal que debemos dar soporte a los labios. Suele hacerse mediante un diseño de enganches de la prótesis a una barra que une los implantes o unos sistemas de ataches de bola. Es una prótesis bien anclada a los implantes, pero que el paciente puede sacarse para mantener una correcta higiene.

Consúltanos si quieres que estudiemos tu caso.