Tal y como venimos contando a lo largo del blog, las enfermedades periodontales son la causa más común de nuestras consultas; sin embargo y aunque no sea de extrema gravedad, esta enfermedad oral afecta a otras partes del organismo además de dientes y tejidos orales.

Por ello, tenemos que tener muy presente que se trata de una enfermedad irreversible y en algunas ocasiones grave por lo que es muy importante controlar la periodontitis o piorrea y así evitar la pérdida de la pieza dental.

La primera consecuencia si no se trata esta patología adecuadamente será la de la destrucción de todos los tejidos que rodean la pieza dental afectada. En este sentido, se pierde tanto la estética como la funcionalidad oral del paciente que requerirá procedimientos de restauración.

Otras de las consecuencias ligadas a esta enfermedad son el sangrado de encías, la movilidad dental, la halitosis o síntomas de dolor.

A nivel del organismo, la presencia de bacterias en esta zona se pueden traspasar mediante el torrente sanguíneo a otras zonas pudiendo provocar enfermedades de carácter cardiovascular.

Por estos motivos, en la Clínica Birbe recomendamos la prevención con la mejor herramienta dental y por ello te animamos a que vengas a nuestras instalacionas a realizar revisiones periódicas que confirmen que tienes una salud oral en perfecto estado.