Una de las consultas más frecuentes de los pacientes que acuden a la Clínica Birbe se centra en el sangrado de encías, patología muy común en la actualidad.

Pues bien, el factor principal que produce este sangrado es la inflamación normalmente causada por la placa dental que poco a poco ca afectando a las encías derivando en una gingivitis.

Ahora bien, cuando sucede esto no debemos descuidar la higiene bucal dejando esta zona sin tratar ya que uno de los errores más frecuentes que se produce ante esta patología es creer que si nos cepillamos por el área dañada estaremos perjudicando aún más la encía. Y es que precisamente cuando se produce este hecho es cuando más hincapié debemos hacer en cepillar esta zona para ayudar a que finalmente se desinflame.

Además este problema se detecta fácilmente porque no causa ningún dolor, simplemente la encía toma un aspecto rojo intenso y se eleva de tamaño.
Probablemente alguno de lso factores que han producido esta inflamación son el sometimiento a una restauración dental, el uso de ortodoncia, la acumulación de sarro dental, una corona mal adaptada, apiñamiento dental, caries o algunas enfermedades inmunodepresoras, estrés, embarazo, diabetes o la ingesta de determinados medicamentos.
Nuestros profesionales siempre recomiendan para su tratamiento ralizar una correcta higien dental diaraimente, realizar una limpieza dental profesional para eliminar el sarro y eliminar aquellos factores que favorecen su formación.
Una vez que la gingivits la hemos tratado correctamente, las encías vuelven a su estado normal; el problema es que si no se trata puede llegar a desencadenar problemas más graves como piorrea o gingibitis úlcero nectroizante.
 
¿