En la clínica cada día nos encontramos a más pacientes con casos de bruxismo, o lo que es lo mismo, la forma involuntaria de apretar o rechinar los dientes.

¿Qué puede ser? Los estudios lo corroboran, el estrés está siendo la principal causa del aumento del bruxismo en la actualidad. Y es que el ritmo de vida al que estamos sometidos cada día hacer que este trastorno se apodere de nosotros y provoque consecuencias como la del desgaste, rotura o astillado de las piezas dentales además de toda una serie de dolores en mandíbula y cabeza.

El problema es que esta patología no entiende de edades ya que afecta también a niños de entre 4 y 6 años. Como especialistas estamos preocupados por este incremento en los últimos tiempos en la que las causas psicológicas, los problemas emocionales y sobre todo el estrés son los principales causantes y con los que debemos luchar cada día. Por este motivo, nosotros como especialistas podemos diagnosticar e impedir que el problema vaya a más pero la solución definitiva está en un cambio de vida del propio paciente en el que esté más relajado y no le afecten los problemas. Por este motivo os preguntaréis ¡cómo es posible que un niño de 8 años por ejemplo pueda tener estrés? Pues sí, los recientes casos de bullying, la separación de los padres o los problemas en casa afectan también a los más pequeños y una de las vías de fuga de toda esa tensión se hace a través de la boca lo cual hace que los pacientes tengan insomnio, molestias al masticar, dificultad para hablar, hipersensibilidad dental o inlcuso tensión muscular, dolor de cuello, cabeza y oído.

Pero igual que sucede con el bruxismo considerado ya un grave problema que no deja de incrementarse, la gingivitis o la periodontitis son las siguientes patologías más frecuentes y que además más asidua es en nuestras vidas. Por estos motivos no nos casamos de decir lo importante que es acudir dos veces al año a una revisión bucodental para poder prevenir y diagnosticar de forma temprana estos problemas que a largo plazo, tienen un tratamiento más agresivo y costoso.

Las enfermedades periodontales se producen por todas las bacterias y tejidos que sujetan a los dientes y que al ir acumulándose progresivamente da lugar a la inflamación de encías y una posterior periodontitis. En los casos más graves, si estas bacterias pasan al torrente sanguíneo pueden llegar a provocar inclusos problemas cardiovasculares.

En clínica Birbe contamos con uno de los mejores equipos de especialistas en cirugía maxilofacial por lo que ante cualquier mínimo síntoma de padecer bruxismo, periodontitis o gingivitis, no dudes en acudir a nuestras instalaciones para establecer el tratamiento más adecuado y evitar sus consecuencias en nuestro organismo.