Es bastante probable que hayas visto alguna vez una imagen o vídeo de un paciente que se somete a una operación quirúrgica de estética facial. El resultado final es un cambio en el aspecto físico, pero… ¿cómo se comienza?

¿Por qué se pinta la piel de la cara al paciente?

Todo comienza con una primera visita del paciente al cirujano. Más tarde, y de manera previa a la operación, el doctor realiza las preparaciones necesarias antes de la cirugía. Entre ellas está diseñar las incisiones más indicadas, según las facciones y arrugas de expresión del paciente. Con rotuladores de distintos colores, se dibujan una serie de líneas en la piel del paciente que sirven como referencias. Con ellas, se identifican las zonas que se quieren reducir, aumentar o modificar de posición.

Se trata de una ayuda útil y necesaria para reproducir la planificación realizada previamente con la mayor exactitud posible.

¿En qué tipos de cirugías se realizan estas líneas?

El pintado del paciente tiene lugar en todas las cirugías de estética facial: nariz, párpados, orejas o cualquier otra zona. Se trata de un aspecto importante si queremos que el resultado final sea el deseado, ya que serán en estas zonas donde el cirujano trabajará.

En Clínica B I R B E estudiamos cada caso de forma individual, por lo que estas líneas se marcarán teniendo en cuenta lo que desea el paciente y la experiencia y conocimiento del Dr. Joan Birbe, diplomado por el American Board of Oral and Maxillofacial Surgery.

Si deseas conocer los tratamientos y servicios que ofrecemos, puedes visitar nuestra página web. Además, puedes ponerte en contacto con nosotros en el caso de querer una primera visita mediante llamada telefónica al (+34) 93 212 47 37, mensaje vía Whatsapp al (+34) 626 85 23 63 o bien rellenando un breve formulario.