Operación de ortognática

Relación entre la mandíbula y el maxilar

La cirugía ortognática sirve para colocar en la posición adecuada la mandíbula y el maxilar superior respecto a los dientes, respecto a las proporciones faciales, y respecto a la vía aérea. Normalizamos pues en una sola intervención

  • las maloclusiones dentales,
  • las desproporciones y disarmonías faciales,
  • y en pacientes roncadores, la vía aérea.

Es una cirugía que realizamos por dentro de la boca enteramente.

En el maxilar superior, la osteotomía más frecuente es el Lefort I que nos permite mover tridimensionalemente, adelante, arriba, abajo o expander el maxilar superior. Una vez reposcionado en la posición adecuada, se estabiliza mediante miniplacas de titanio.

En la mandíbula, la intervención más común es la osteotomás sagital de mandíbula, que nos permite mover hacia delante o atrás la mandíbula. También estabilizamos con miniplacas de titanio la posición adecuada de la mandíbula, una vez completada la intervención.

Es frecuente realizar cirugías bimaxilares, del maxilar superior y mandíbula simultáneamente. Además si buscamos un resultado estético óptimo, simultáneamente  podemos operar la nariz, el mentón, o los pómulos y labios.

Toda la intervención es llevada a cabo por dentro de la boca, sin ninguna cicatriz externa, y el paciente es dado de alta para regresar a su domicilio al día siguiente de la intervención.