La operación de las orejas en soplillo (otoplastia) tiene como finalidad acercar la oreja demasiado lateralizada a la cabeza. Esta posición de las orejas puede ser un motivo de complejo en niños y jóvenes en etapas de la vida donde el aspecto estético es muy importante. Si las relaciones sociales se ven entorpecidas por este rasgo, recomendamos no esperar a realizar la intervención. 

Gracias a la cirugía estética de las orejas u otoplastia, que es una de la pocas intervenciones que se lleva a cabo en adolescentes, además de en adultos, se puede solucionar este problema estético con una sencilla intervención con la que se corrige la alteración en la posición y forma de las orejas.

La otoplastia se realiza mediante una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja, quedando así perfectamente camuflada. Este acceso permite remodelar el cartílago de la oreja recreando los pliegues a menudo inexistentes en estos casos, además de acercando la oreja a la cabeza.

Otros motivos de cirugía de las orejas, son los desgarros del lóbulo y las orejas en “copa”

Solemos realizar la otoplastia con anestesia local acompañada de sedación endovenosa y de forma ambulatoria. No es necesario permanecer ingresado, sino que el mismo día de la intervención regresas a tu domicilio.

Otros tratamientos de cirugía estética facial que se pueden realizar asociados a la otoplastia son: 

  • Rinoplastia
  • Cirugía de los párpados o blefaroplastia
  • cirugía de los labios o queiloplastia
  • cirugía de los pómulos o malarplastia
  • mentoplastia
  • cirugía ortognática
  • lifting facial

 

 

Si tienes alguna duda contacta con nosotros y tendrás tu valoración personalizada