Esto es una información que Clínica BIRBE te ofrece y espera sea de tu utilidad.

Las muelas del juicio o llamadas también terceros molares suelen tener su máximo desarrollo entre los 18 y los 26 años. En edades tempranas cuando empiezan a insinuarse se les llama gérmenes de los terceros molares.

Complicaciones de las muelas del juicio:

Movilidad dental: Al erupcionar pueden provocar por presión movilidad en los dientes i apiñamiento en los dientes anteriores. Muchos pacientes han hecho otra ortodóncia después de haber erupcionado los terceros molares.

Que no terminen de erupcionar: En ocasiones no terminan de salir, la encía las cubre parcialmente, de modo que es un acumulo de comida y placa bacteriana. De por sí los terceros molares estan ubicados en   una zona muy poco accesible para su higiene  y casi siempre acaban teniendo caries o problemas periodontales.

Que no erupcionen: Los terceros molares pueden erupcionar en una posición incorrecta dentro de la mandíbula o el maxilar. Con el paso de los años si no se extraen pueden provocar quistes dentales.

 

Todas las complicaciones se pueden manifestar en un dolor intenso que dificultan los procesos de masticación, mordida e higiene.

Para evitar problemas la recomendación es hacer las extracciones. En Clínica BIRBE tenemos una gran experiéncia en este tipo de cirugías.

Esperamos que este post haya sido de tu utilidad, si deseas una valoración personalizada contacta con nosotros.