Tener una mala higiene bucal es un factor de riesgo para padecer enfermedades de las encías (gingvitis y periodontitis) con el consiguiente riesgo de pérdida de dientes y sus estructuras de soporte ( hueso, encía, ligamento periodontal). Pero hoy en día sabemos además que la mala higiene bucal está relacionada con enfermedades sistémicas, es decir aquellas que no están limitadas a una zona de nuestro cuerpo, sino a todo el organismo.

¿Que enfermedades se asocian pues con la mala higiene bucal?

  • Enfermedades cardiovasculares, La inflamación periodontal provoca depósito de colesterol que a su vez generan placas de ateroma como rección de defensa. Estas placas reducen el diámetro de los vasos sanguíneos y aumento el riesgo de accidentes cardiovasculares como infartos de corazón o embolias cerebrales.
  • Partos de bebés prematuros en mujeres embarazadas y con mala higiene bucal.
  • Diabetes de dificil control por alteración del sistema inmunológico provocado por la inflamación de las encías.
  • Halitosis o mal aliento. E el 85% de los casos se debe a un problema bucal. Se debe a la fermentación en la boca de microbios que no se han eliminado con un crrecto cepillado. Esto favorece la mala higiene, inflamación de las encías, y caries. Por ello recomendamos y ensañamos a utilizar limpiadores de lengua.
Por ellos es sumamente importante que anualmente todo el mundo se haga una revisión e higiene bucal anual . En función del nivel de riesgo del paciente y de su higiene bucal, recomendaremos en ocasiones hacer revisiones periódicas 2 o 3 veces al año.  Además en niños recomendamos en ocasiones la fluorización, especialmente cuando el agua que se bebe en casa no es rica en flúor.
Seremos capaces de crear dientes a partir de células madre enn el futuro.
Gracias a los grandes progresos de la ciencia, somos capaces hoy en día de extraer células madre de la pulpa dental y utilizarlas para regenerar dientes, como si se tratara de una semilla que se convierte en un diente. Hoy en día está en fase de experimentación y es una de las prometedoras líneas de investigación para cambiar la odontología en la próxima generación.
Así pues, los implantes dentales son hoy por hoy no sólo la mejor forma de prótesis dental que podemos ofrecer a nuestros pacientes, sino también la prótesis instalada en el cuerpo humano que da mejores resultados a largo plazo. El uso de dentaduras, es para nosotros una opción claramente inferior en función, comodida, estética y durabilidad a la prótesis sobre implantes.