La articulación Temporo-mandibular (ATM) es una pequeña articulación sujeta a grandes fuerzas, que articula la mandíbula a través de su cóndilo, con el cráneo, a nivel de la fosa articular. Esta recubierta de una cápsula articular que a su vez está tapizada por una membrana sinovial. Entre el cóndilo y la fosa articular, se encuentre un menisco, de forma bicóncava, que queda estabilizado por detrás por el ligamento que a través de la zona bilaminar lo sujeta a la cápsula y por delante queda estabilizado por el tendón del músculo pterigoideo medial.

VÍDEO LUXACI_N MENISCAL

  • Cuando el menisco se desplaza de forma no sincronizada respecto al cóndilo, hablamos de una luxación de menisco reducible.
  • Cuando el menisco queda permanentemente desplazado por delante de la cabeza del cóndilo, debido a la tracción sobre él ejercida por el músculo pterigoideo, hablamos de luxacion de menisco no reducible.

En ambos casos, podemos observar

  • dolor
  • limitación a la apertura de la boca, así como
  • desviación de la mandíbula al abrir la boca.

Delante de la fosa articular, se encuentra la eminencia temporal, que es una protuberancia ósea que actúa de tope del movimiento del cóndilo. Cuando el cóndilo pasa por delante de esta eminencia, y no puede retroceder a su posición original, tendremos una luxación de mandíbula con boca abierta. Esta luxación se trata fácilmente por parte de un profesional experto, recolocando el cóndilo en su posicición original. Es la maniobra de Nelaton.

Según el tipo de luxación de mandíbula, el tratamiento es uno u otro.

Las luxaciones reducibles, se tratan con medidas conservadoras como

  • fisoterapia
  • férula de descarga
  • infiltraciones articulares
Las luxaciones no reducibles, se pueden tratar, segun el estado del menisco con las medidas anteriores además de en casos recalcitrantes artroscopia de ATM para fijar el menisco (meniscopexia) a su posición correcta.
Las luxaciones de mandíbula con boca abierta, de repetición, se tratan con cirugía a nivel de la eminencia temporal