El tratamiento ortodóntico con brackets es de los más eficaces del momento para conseguir unos dientes perfectamente alineados y una mordida correcta; sin embargo, son muchos los mitos que existen en torno a este tratamiento que hoy desmitificaremos.

Por un lado: “los brackets son dolorosos” aunque bien es cierto que en un principio son incómodos y dolorosos, tan sólo es un período de adaptación.

bra

También se dice siempre que es un proceso muy largo y aunque la media es de 1 a 3 años, siempre depende del problema a tratar así como del compromiso que adquiera el paciente con el tratamiento.

La dificultad para comer también podemos considerarlo un mito puesto que comer con brackets no es difícil aunque sí es cierto que debemos evitar el comer de forma brusca por ejemplo una pieza de fruta y hacerlo siempre en trozos pequeños para que éstos no sufran daños.

El hecho de que la mayoría de las personas que los llevan son niños o adolescentes no significa que no sean recomendables también para los adultos puestoq ue nunca es tarde para corregir problemas dentales.

Y por último, también queremos desmitificar el mito sobre que con ellos no se pueden tocar instrumentos o practicar deportes. Totalmente incierto puesto que esta ortodoncia no implica problemas para tocar instrumentos y para determinados deportes, con la colocación de un protector bucal es suficiente.

Ahora que ya conoces la verdad sobre este tratamiento de ortodoncia, no dudes en consultar con nuestros profesionales de la Clínica Birbe sobre todas las dudas que puedas tener sobre la colocación de los brackets.