La erupción de los dientes definitivos comienza aproximadamente sobre los 6 años y puede durar hasta los 12 ya que la raíz ontinúa desarrollándose hasta 2 años y medios después de su erupción, de ahí que cualquier lesión dentaria comprendida durante este período sea de especial importancia.

Además, los estudios confirman que la mayoría de lesiones dentarias ocurren entre los 7 y 15 años. Por un lado, es bueno porque las pulpas a esta edad tiene un mejor aporte sanguíneo que la de un adulto y el proceso de reparación es mayor; sin embargo, como las raíces todavía no son maduras se puede detener su crecimiento debido a la lesión.

Por tanto, cuando los niños sufren una lesión dental, hay que intentar mantener el diente y preservar en el caso de que fuera posible, la vitalidad de la pulpa.

Y es que a esta edad, es muy frecuente practicar numerosos deportes y juegos lo que provoca inevitablmenete caídas y accidentes siendo normalmente los incisivos centrales maxilares y laterales los más castigados y en menor grado los incisivos mandibulares.

En estos casos, se recomienda acudir rápidamente a un especialista como nuestros expertos de la Clínica Birbe para hacer un exámen clínico lo antes posible que pueda diagnosticar si existe dolor, hemorragias o movilidad dental al mismo tiempo que se observa si el paciente tiene alguna complicación neurológica, maxilofacial o de otro tipo.

No olvides por lo tanto confiar en tu clínica de confianza para que en casos de urgencia, los mejores profesionales consigan poder salvar una pieza dental en estos casos de lesiones dentarias tan comunes en niños.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Danos tu valoración haciendo click en las estrellas!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos: