Estamos muy contentos de poderos compartir otro caso muy especial dada la mala experiencia que estaba teniendo nuestra paciente antes de venir a nuestra clínica.

Marekhi fue operada de la mandíbula en Ukraïna y fue mal, verdaderamente mal. Su cirujano le partió la mandíbula seccionando el nervio que lleva sensibilidad a los labios, y además, a las 4 semanas de la intervención la mandíbula no aguantó en su posición y se desplazó hacia abajo y atrás causándole una mordida abierta, infección y dolor.

Mordida Abierta

Imagen descriptiva de una Mordida Abierta

Cuando tuvimos la radiografía de la mandíbula de Marekhi no podíamos creer lo que le hicieron, era una técnica que se empleaba en los años 30 y se abandonó por sus pésimos resultados. Tuvimos que decirle a Marekhi que teníamos que reintervenirla.

Esta mañana hemos recolocado la mandíbula de Marekhi en su posición y nos hemos asegurado de que quedaba estable utilizando miniplacas de fijación rígida, que incomprensiblemente no se utilizaron en su primera cirugía.

Ya en quirófano hemos visto una nueva Marekhi, con una cara bien proporcionada, una sonrisa estética, y sobretodo una correcta función.

Nos alegramos mucho de la nueva etapa para Marekhi, ¡¡sin problemas en su mandíbula!!