La belleza es subjetiva, por supuesto, sin embargo como expertos maxilofaciales no podemos evitar tener una gran pasión por la simetría.

Cuando nos enfrentamos a una cirugía maxilofacial debemos ser muy minuciosos para conseguir la perfección a nivel simétrico y poder otorgar al rostro esa perfección que hace que el rostro parezca mucho más armónico. Además la simetría es un parámetro que podemos medir de forma objetiva por eso vamos buscándola en cada tratamiento.

Muchos de nuestros pacientes vienen a la clínica con problemas de asimetrías faciales importantes como puede ser su tamaño o posición de la mandíbula, mentón o barbilla que en algunas ocasiones provoca otras alteraciones en diferentes regiones de la cara dando lugar por ejemplo a la conocida hiperplasia mandibular.

¿Qué hacemos para corregirlo? Basarnos en la simetría mediante cirugías de centrado y nivelación con las que conseguimos resultados sorprendentes y con un tipo de cirugía prácticamente imperceptible.

Dicho lo cual, ante una posible asimetría facial, la cirugía maxilofacial será la encargada de corregir o reposicionar el esqueleto facial mediante las últimas técnicas como la utilización del 3D con el que tenemos una planificación previa que hace que los resultados sean exactos y que el paciente además pueda ver con anterioridad los resultados que se van a obtener. La precisión y exactitud son variables fundamentales para este tipo de cirugías por lo que como siempre os decimos, confiar sólo en expertos altamente cualificados como nuestros profesionales de Clínica Birbe liderados por el prestigioso Doctor Birbe, experto maxilofacial con una amplísima trayectoria académica y profesional que lo sitúan como uno de los mejores cirujanos maxilofaciales a nivel nacional e internacional.