En la Clínica Birbe somos especialistas en cirugía maxilofacial, por lo que una de las patologías que tratamos son las fracturas de mandíbula.

La mandíbula es uno de los huesos más expuestos a cualquier traumatismo, y por lo tanto, susceptible de que se fracture. Los traumatismos que pueden provocar una fractura de mandíbula son muy variados, y pueden ir desde un accidente de tráfico a la práctica de deporte (boxeo, fútbol, ciclismo….) o simplemente puede producirse por un accidente doméstico.

Las fracturas se clasifican en dos grandes categorías:

  1. Fracturas simples: son fracturas lineales, que producen dos fragmentos, es decir, el hueso se rompe por un sólo sitio. Y dentro de las fracturas simples, éstas pueden ser:
    • Completas: cuando se produce una interrupción en la continuidad de la mandíbula, es decir, el hueso se rompe por completo.
    • Incompletas: se denominan también en tallo verde, y no se produce una interrupción total en la continuidad de la mandíbula. Este tipo de fractura es más común en niños.
  2. Fracturas complejas: es cuando la mandíbula se rompe por varios sitios diferentes. También podemos tener varios tipos de fracturas complejas en la mandíbula:
    • Fractura con cuña basal: se forma un fragmento óseo triangular en la parte inferior de la mandíbula.
    • Fractura segmentaria: se producen dos líneas de fractura.
    • Fractura conminuta: se producen varios fragmentos de fractura.

En principio, el tratamiento para una fractura mandibular es el mismo que si se produjera una fractura en otro hueso del cuerpo. Lo primero que hay que hacer es alinear el hueso (reducir la fractura) y mantenerlo en esa posición el tiempo suficiente para que se cierre la fractura. Este tiempo puede suponer seis o más semanas, dependiendo de la complejidad de la fractura y de la edad del paciente.

En cuanto a la técnica utilizada por el cirujano maxilofacial va a depender de dónde se sitúe la fractura, y la gravedad de ésta. Si tienes cualquier duda respecto a las fracturas de mandíbula, no dudes en ponerte en contacto con los especialistas maxilofaciales de la clínica Birbe de Barcelona.