La articulación temporomandibular (ATM), es una de las articulaciones más complejas del organismo. Al igual que en cualquier otra articulación del cuerpo, en la ATM se unen diferentes huesos, el hueso temporal y la mandíbula, a ambos lados de la cabeza. Es decir, son dos articulaciones que funcionan sincronizadas entre sí.

La ATM está formada por tres estructuras anatómicas, el cóndilo de la mandíbula, la cavidad glenoidea y el cóndilo del hueso temporal. Entre ambos cóndilos encontramos un disco articular. Y otra parte importante de esta articulación es el ligamento temporomandibular, que tiene la función de evitar que el cóndilo se desplace excesivamente.

Con la ATM podemos realizar tres tipos de movimientos:

  • Movimiento lateral: en este movimiento el mentón se desplaza alternativamente hacia la derecha o la izquierda.
  • Movimiento hacia arriba o hacia abajo: este es un movimiento muy importante ya que es el que más utilizamos en esta articulación, y el que nos va a permitir articular las palabras, y una actividad esencial para la vida, masticar.
  • Movimiento de protrusión y retrusión: este es el movimiento que se realiza en el plano horizontal, cuando la mandíbula se desplaza hacia adelante manteniéndose en contacto con el maxilar superior. Es una movimiento que en los seres humanos es bastante limitado, pero que en otros mamíferos como los roedores tiene mucha importancia.

Vista la complejidad de esta articulación, es importante señalar que el profesional sanitario más cualificado para tratar cualquier tipo de problema en la ATM es el cirujano maxilofacial. En la Clínica Birbe tenemos uno de los equipos profesionales más reconocidos en cirugía maxilofacial e implantología dental. Por lo que si tienes cualquier problema en la ATM (sonido, crujido, dolor, inflamación, bloqueo), ven a visitarnos en nuestra clínica, en la calle Vía Augusta 101, en Barcelona. Estaremos encantados de ayudarte a solucionar tu problema.