Irrigador bucal

El irrigador bucal es un aparato que nos facilita la higiene dental. Te vamos a explicar lo buen aliado que es en la salud bucal.

Como ya sabemos y os hemos explicado desde Clínica BIRBE nuestra higiene es fundamental para evitar gingivitis, enfermedades periodontales y pérdida de dientes.

Nuestras armas principales son el cepillo dental, la seda o hilo, cepillos interproximales y colutorios. Además de todo esto nos podemos ayudar de un irrigador bucal.

 

¿Qué es un Irrigador Bucal?

Un irrigador es un complemento al cepillado, nos ayuda a prevenir patologías como puede se la inflamación de las encías o caries dentales.

Este irrigador es como una especie de manguera para entendernos, que echa agua a presión y su labor principal es llegar a todos los rincones donde nosotros con los otros utensilios no podemos llegar y así eliminar mas restos de comida y bacterias. Este irrigador va acompañado de un mini tanque al cual le ponemos agua o agua con colutorio, todo eso a gusto del consumidor. Hay diferentes tipos de irrigadores, los mas modernos nos permiten regular la fuerza del agua.

El irrigador se debe utilizar siempre después del cepillado, no te confundas, solo con el irrigador no hacemos nada. Su uso es recomendado aproximadamente 2 minutos.

 

¿ Cuándo se necesita un irrigador bucal?

En pacientes periodontales es muy recomendable, con la enfermedad activa a estos pacientes les cuesta bastante el cepillado y cuando están en fase crítica de la enfermedad el irrigador estimula la encía.

Pacientes en tratamiento de ortodóncia: Ayuda a la eliminación de alimentos, todos sabemos que llevando braquets la higiene es mucho mas difícil.

Pacientes con prótesis fijas ( tanto con puentes o con implantes) : Solo con el cepillado no sería suficiente, la presión de agua elimina mas placa bacteriana y nos ayuda a arrastras posibles restos de comida.

Pacientes con mal aliento: Llamada también halitosis ,el irrigador al llegar a partes mas profundas de la boca se consigue un frescor mas duradero.

 

¿ Cómo se usa el irrigador bucal?

No debes aplicar demasiada presión de agua ya que podrías dañar a tus encías, con el mismo aparato lo puedes regular.

Como ya hemos comentado, es un complemento al cepillado, no debes usar solamente el irrigador. El circuito de higiene lo debes marcar correctamente. Primero, hilo o seda dental, segundo, cepillos interproximales, tercero, cepillado de tus dientes con cepillo manual o eléctrico y al final pasaremos el irrigador con o sin colutorio según tu necesidad.

 

Recuerda que a parte de llevar una buena higiene debes visitar a tu dentista regularmente. Disfruta de una boca radiante, Clínica BIRBE con su equipo de periodoncistas e higienista te ayudarán a lograrla. Contacta con nosotros, recibirás una visita personalizada, no hay nada más importante que tu salud y tu sonrisa.

Artículos relacionados

El pasado 12 de Mayo de 2020 reabrimos nuestra clínica siguiendo los protocolos sanitarios exigidos por el Covid-19. Más información.