Una exodoncia en el ámbito odontológico es la extirpación de una pieza dental. Los motivos pueden ser diversos como por ejemplo las aries dentales, piezas que dificultan los tratamientos de ortodoncia o las muelas del juicio; sin embargo, el proceso postoperatorio  es complejo y deben llevarse a cabo una serie de medidas como las siguientes:

  • Presionar una gasa sobre el ára quirúrgica sobre unos 45 minutos para cortar la hemorragia.
  • Enjugar la boca con agua salada 48 horas después y nunca hacerlo con enjuague bucal que contenga alcohol.
  • Mantener la boca limpia y sobre todo, la zona que rodea el punto exacto de la intervención.
  • El hielo también es un perfecto aliado para controlar la hinchazón.
  • Tomar todos los medicamentos recetados por el profesional.
  • Seguir una dieta blanda.
  • Utilizar pajita para beber los 5 días posteriores a la intervención.
  • No fumar durante los 4 días siguientes.

Tras una extracción dental, es normal que el paciente experimente un ligero sangrado dentro de las primeras 36 horas, no obstante, debe observarse la cantidad de sangre expulsada y su duración ya que ante cualquier anomalía se debe consultar con el especialista.

Por otro lado, los mareos o el entumecimiento de la boca también suelen ser síntomas comunes postquirúrgicos ya que el cuerpo debe recuperar sus niveles de azúcar en sanre y la movilidad tras la sedación.

Respecto a la inflamación, ésta suele desaparecer a lo largo de los 10 días siguientes aunque como hemos comentado, será recomendable aplicar frío a la zona intervenida.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Danos tu valoración haciendo click en las estrellas!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos: