Los implantes pterigoideos son implantes que se colocan en la apófisis pterigoidea del hueso esfenoides, es decir en la zona por detrás del último molar maxilar superior. Dicho hueso no se atrofia ni reabsorbe, por lo que siempre está disponible para colocar implantes, siempre y cuando la apófisis pterigoides sea lo suficientemente ancha.

Colocación del implante

Su colocación está indicada siempre que exista una falta de hueso en la zona posterior del maxilar superior, y no se pueda hacer una elevación de seno. El inconveniente es que los implantes pterigoideos se colocan de forma inclinada, siguiendo la dirección del hueso pterigoideo, y compromete el perfil de emergencia posterior de la prótesis implanto-soportada. En general, no obstante, este inconveniente compensa las ventajas que nos aporta.

Postoperatorio y técnica de implantes

El postoperatorio es similar al de la colocación de implantes convencionales, siendo habitual un ligero edema en la zona hasta 72h después de la intervención.

En cuánto a la técnica, solemos colocar los implantes pterigoideos con anestesia local y sedación endovenosa en nuestro quirófano.

Si tienes poco hueso y necesitas implantes, contacta con nosotros y tendrás tu presupuesto y plan de tratamiento personalizado.