El tratamiento con implantes dentales osteointegrados tienen un grado de complejidad técnica, por lo que en la Clínica Birbe realizamos un procedimiento muy planificado previamente así como un estudio en el que se decide el tipo de prótesis más indicada para cada paciente. Valoramos también el estado de salud general y concretamente el bucal para conocer posibles contraindicaciones y ofrecer así total seguridad y tranquilidad al paciente durante todo el tratamiento.

También debemos aclarar que, dependiendo de cada caso se debe estudiar si éstos se pueden colocar inmediatamente después de quitar la pieza dental antigua o se debe esperar. En función de la causa de la pérdida, es decir, si la pieza dental se ha producido sin ningún tipo de infección y con un hueso sano, se puede proceder a la colocación del implante que sustituya la pieza dental perdida. Sin embargo, si ha existido alguna infección o se ha alterado la calidad del hueso se debe esperar ya que el tratamiento no será 100% eficaz. Si estéticamente supone un problema en el paciente, se procede entonces a la colocación de una pieza provisional hasta que el equipo de expertos en implantología dental decida cuál es el tiempo estimado que debe esperar antes de someterse al tratamiento.

Por lo tanto, esta primera fase inicial se caracteriza por la valoración y evaluación del estado bucodental del paciente así como su estudio para poder dar con las prótesis que más se adapten a sus necesidades y así, finalmente los implantes dentales colocados cumplan con sus expectativas tanto a nivel estético como funcional.

Consulta con nuestro equipo de profesionales médicos liderado por el prestigioso Doctor Birbe y ven a visitar nuestras instalaciones de última tecnología y a un equipo multidisciplinar experto en las últimas técnicas y procedimientos en implantes dentales.