La enfermedad periodontal como enfermedad infecciosa se cura. Otra cosa es que desaparezcan los estigmas que ha dejado. Allí debemos evaluar cada caso, cada diente y ver que método es el idóneo para recuperar la situación anterior, al menos desde el punto de vista estético, si no funcional.
Raras veces existen formas de enfermedad periontal especialmente agresivas que no responden del todo al tratamiento, y sólo logramos frenar su progresión. Son casos con:

  • Formas muy agresivas como las que aparecen en niños o adultos muy jóvenes.
  • Fumadores de más de un paquete al día.
  • Pacientes con enfermedades generales como diabetes graves o que toman ciertos medicamentos.