Informarse sobre la intervención quirúrgica a la que va a someterse (ventajas, riesgos), tipo de anestesia, quién es el anestesista, postoperatorio, centro donde se va llevar a cabo la operación, etc. Si la explicación del especialista no resulta satisfactoria es aconsejable visitar otros, hasta encontrar el profesional que satisfaga sus necesidades.