Las técnicas de cepillado se deben de individualizar para cada persona en particular. Las medidas de higiene se realizan 2-3 veces al día y utilizando un cepillo de dientes de dureza media o cepillo eléctrico, un hilo de seda o un cepillo interdental sgun el tamaño de los espacios existentes entre los dientes y un limpiador lingual.
El uso de dentífricos y colutorios ayuda a optimizar el grado de higiene obtenido.