Esto es una información que Clínica BIRBE te ofrece y espera sea de tu interés.

En varios de nuestros post te hemos hablado de la salud dental y oral y lo importante que es un correcto cepillado y te hemos comentado las  instrucciones de higiene oral.

A parte de centrarnos en nuestros dientes y encías debemos tener en cuenta que existen otras zonas de nuestra boca donde pueden acumularse restos de placa.

La lengua, la lengua almacena grandes cantidades distintas de bacterias, así pues nos hacemos la pregunta… ¿ Es necesario cepillase y limpiarse la lengua?

En varios casos es la clave para evitar diferentes patologías bucodentales.

Como te he comentado la lengua es una parte de nuestra boca que olvidamos, después de realizar nuestro correcto circuito de cepillado debemos cepillarnos la lengua, pensemos que almacena diferentes y decenas de bacterias. Su cepillado no es muy agradable pero desde aquí te aconsejo que lo empieces a realizar si no lo estás haciendo. Evitarás no solo patologías dentales y bucales si no también la halitosis, mal aliento. Es una de las claves principales para no tener mal aliento.

Una lengua sana tiene un color rosado, teniendo un tono blanquecino es señal que algo no va bien, puede relacionarse con problemas gástricos, incluso candidiasis o insistiendo en el tema, por una higiene oral deficiente.

Te voy a dar unos consejos de como limpiar tu lengua.

En el mercado hay varias técnicas y productos diferentes.

Cepillo clásico: Podemos usar un cepillo, utilizaremos otro cepillo diferente al de tus dientes. Se debe cepillar con suavidad para no dañarla, habitualmente se hace mediante movimientos verticales de atrás hacia delante.

Limpiadores linguales: Son herramientas destinadas para este uso, se adaptan a la superficie de la lengua y podemos raspar suavemente y arrastrar las bacterias.

Irrigadores bucales: Utilizando una correcta presión de agua eliminamos restos de alimentos en la lengua.

Enjuagues bucales: Después del cepillado es aconsejable un colutorio, nos ayuda al arrastre de alimentos y principalmente en la parte posterior de la lengua.

Es necesario cepillarse tres veces al día, idealmente después de cada comida, el cepillado lo complementaremos con seda o hilo dental un enjuague y para lograr un 10 en la limpieza es necesario cepillarse la lengua.

Esperamos que este post haya sido de tu utilidad, si deseas una valoración personalizada contacta con nosotros.