El Síndrome de la Apnea Obstructiva del sueño es una afección en la cual se presentan pausas en la respiración durante el sueño, debido a que la vía respiratoria se ha tornado estrecha, bloqueada o flexible. A menudo se debe a una mandíbula corta o retroposicionada.Una pausa en la respiración se denomina episodio de apnea. Casi toda persona tiene episodios breves de apnea mientras duerme.

Normalmente, la parte superior de la garganta aún permanece lo suficientemente abierta durante el sueño para permitir el paso del aire. Sin embargo, algunas personas tienen un área en la garganta más estrecha. Cuando los músculos en la parte superior de la garganta se relajan durante el sueño, la respiración puede detenerse durante un tiempo (con frecuencia más de 10 segundos). Esto se denomina apnea.

Ciertas formas del paladar o la vía respiratoria que provocan que esta última esté más estrecha o colapse más fácilmente
Amígdalas y vegetaciones adenoideas grandes en niños que pueden bloquear la vía respiratoria
Cuello o collarín grande (17 pulgadas o más en los hombres y 16 pulgadas o más en las mujeres)
Lengua grande que puede retraerse y bloquear la vía respiratoria
Dormir boca arriba también aumenta los episodios de apnea del sueño.

Tratamiento

Recientemente han aparecido diversas formas paliativas de tratamiento. Es decir no solucionan la causa del problema, pero pueden mejorar los síntomas. Es el caso de los aparatos dentales destinados a mantener la posición de la mandíbula adelantada con tal de aumentar el diámetro de la vía aérea y con tal el paso de aire, este aparato recibe el nombre de dispositivo de avance mandibular (o DAM). No obstante, este tratamiento paliativo, no logra que el paciente deje de depender de la máscara de oxígeno a presión positiva (CPAP) de forma definitiva. Además, a la larga, estos aparatos provocan dolor y a la largo alteraciones en el menisco de la articulación de la mandíbula. Por lo tanto, le damos un valor relativo al dispositivo de avance mandibular (o DAM). Probarlo no es dañino, pero no debemos caer en la tentación de pensar que va a ser la panacea.

Hasta la fecha, el único tratamiento que trata la causa del problema de raíz, es la cirugía ortognática. Es la única forma de adelantar la mandíbula corta o retroposicionada. Recordar un dato muy significativo, los pacientes operados, en más del 95% de los casos se curan y dejan el oxígeno nocturno. Además, los cambios faciales proporcionados por el vance maxilo mandibular son bien recibidos en cuanto a estética de la cara.