Hoy en día vemos anuncios de implantes cada día en todas partes, por ejemplo no es nada difícil ver anuncios en los periódicos de implantes con dientes en una hora, implantes aunos precios irrisorios, dando la falsa sensación de que el tratamiento con implantes es fácil, sencillo, siempre exitoso, y viable de su realización por cualquier dentista y en cualquier centro. Nada más lejos de la realidad.

Los tratamientos con implantes, en primer lugar, deben realizarse una vez realizado un estudio sobre la viabilidad y pronóstico de los dientes de la boca. Si existen dientes naturales, debemos ver si son adecuados para rehabilitar la boca del paciente, si su estado nos permite ofrecer un resultado a largo plazo adecuado, o si estos dientes no se pueden aprovechar y es mejor substituirlos por implantes, en caso contrario, si conservamos dientes naturales, debemos prepararlos para que sirvan de pilares de la prótesis que prepararemos.

En caso de decidirnos por un tratamiento sobre implantes, deberemos hacer un estudio de prótesis y un escáner para valorar el hueso de la zona donde se va a implantar:

  • El estudio de prótesis, nos servirá para determinar el número y posición de los implantes, así como el tipo de prótesis a confeccionar
  • El estudio con escáner nos servirá para ver la disponibilidad de hueso y su calidad, haciendo la mejor selección del tipo de implantes a colocar gracias a aplicaciones de planificación virtual implantológica

Y en lo que se refiere a la calidad de los implantes, el mercado de implantes es muy amplio, pero el número de fabricantes que ofrecen sus productos basándose en estudios científicos previos mediante un I+D serio orientado a conseguir el mejor resultado, por desgracia no es elevado. Es frecuente encontrar a proveedores que venden réplicas, copias de implantes de primera línea, pero en los que desconocemos las condiciones de fabricación, la procedencia, la calidad del titanio, la calidad de los aditamentos de prótesis, estos implantes sin duda representan un factor de riesgo para el resultado final del tratamiento.

Por otra parte, el buen profesional deberá seleccionar en cada caso el tipo de implante más adecuado según diferentes parámetros:

  • Diámetro
  • Longitud
  • Forma cilíndrica o cónica
  • Conexión interna o externa
  • Con superficie de titanio tratada o no tratada

Es necesario tener muy buen criterio y experiencia para realizar una buena selección. Finalmente, una vez hecho el plan de tratamiento, estudio radiológico y seleccionados los implantes, debemos disponer de las instalaciones adecuadas para llevar a cabo la cirugía y acompañarlo con una prótesis bien realizada con un ajuste pasivo de los implantes.

Cada año existen complicaciones que aunque sean realizadas en la boca del paciente y por ello parece que el riesgo sea inferior, pueden poner en peligro su vida, pues en la boca existen nervios, venas y arterias que el cirujano debe conocer perfectamente, además de ser capaz de resolver cualquier incidencia por pericia y por disponer y encontrarse con el material y las instalaciones adecuadas.

Además de todo esto, la tecnología evoluciona y es importante mantenerse actualizado, algo que no preocupa a todos los profesionales pero que permite obtener los mejores resultados con el mejor riesgo. En nuestro caso nos preocupamos por estar siempre a la última, y por ejemplo, cada vez recurrimos más a la tecnología CAD-CAM para diseñar las prótesis, a estructuras ligeras de titanio, estéticas de circonio, cerámicas con una buena luminiscencia y opacidad, que logran un diente más natural.

Ejemplo de técnicas avanzadas en implantes dentales:


Y al final, el éxito no es únicamente lograr la realización de este tratamiento, que supone un esfuerzo tanto en tiempo como dinero por parte de paciente y profesional,si no que perdure en el tiempo. Debemos saber mantener los implantes sanos en boca, sin ningún tipo de inflamación a su alrededor, el buen profesional sin duda se preocupará por esta fase posterior.

Definitivamente, el buen tratamiento sobre implantes no acaba colocando un diente en una hora. Recomendamos no dejarse engañar por visiones que buscan la oferta, la ganga y son demasiado simplistas. Ya saben lo que dicen y es bien cierto, lo barato acaba saliendo caro, especialmente si hay que repetirlo todo.