En el caso de las mujeres, los problemas de salud dental son my comunes en determinadas fases de su vida debido a la flutuación de éstas que hace que sean más propensas a desarrollar determinadas enfermedades periodontales.

Ahora bien, ¿cuáles son estas fases?

Pubertad: etapa caracterizda por la producción en masa de hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) y que hace que aumente el riego sanguíneo a las encías y cambien los tejidos periodontales haciendo que incluso las encías se hinchen y se sangre con mayor facilidad.

Durante el ciclo menstrual: como consecuencia del aumento de progesterona, se pueden producir encías rojas, inflamadas, hinchazón, sangrado o llagas.

Al tomar anticonceptivos orales: estas pastillas contienen progesterona lo cual puede favorecer también que se produzcan determinadas enfermedades periodontales.

Embarazo: este período también es conocido por los numerosos cambios hormonales que se producen, de ahí que las mujeres embarazadas sean más vulnerables a la placa dental.

Menopausia: en este caso, la reducción de estrógenos aumenta el riesgo de padecer problemas de huesos como la osteoporosis o inflamación de tejidos periodontales.

De esta forma, los expertos de la Clínica Birbe recomiendan seguir unas pautas como cepillarse los dientes 3 veces al día, utilizar la seda dental, realizarse limpiezas profesionales cada 6 meses, seguir una dieta equilibrada o evitar alimentos azucarados para evitar en la medida de lo posible estas patologías orales.

En cualquiera de los casos, no dudes en contactar con nuestros profesionales en implantología dental y cirugía maxilofacial.