El sueño es un proceso biológico imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro organismo, sin embargo, los datos muestran como cada vez existen más trastornos del sueño que nos impiden descansar adecuadamente y tener un sueño reparados. Por este motivo, hoy veremos cuáles son los más frecuentes.

En primer lugar y como no podía ser de otra manera nos encontramos con el insomnio, esa patología que mucha veces va asociada a otras como la ansiedad o la depresión y que se calcula que afecta a más del 25% de la población. Como sabéis, se caracteriza por no poder conciliar el sueño durante toda la noche y levantarse con sensación de no haber descansado y por lo tanto perjudicarnos en nuestra actividad diaria.

En segundo lugar nos encontramos con al apnea del sueño y que en Clínica Birbe tratamos desde hace años con nuestro equipo de expertos maxilofaciales. Y es que este problema radica en la pausa de la respiración durante el sueño, más concretamente en la fase REM por lo que el paciente se despierta con sensación de ahogo varias veces durante la noche y hace que el descanso sea muy pobre. Como hemos mencionado en artículos anteriores, normalmente son las personas de nuestro alrededor las primeras que notar ese síntoma u obstrucción de las vías respiratorias. Es importante tratarlo puesto que estos episodios de asfixia pueden dañar las neuronas asociadas al sueño y por lo tanto la posibilidad de sufrir un ataque al corazón.

Otros de los trastornos más frecuentes son por ejemplo la narcolepsia y la cataplejía. La primera de ellas es una enfermedad neurológica se debe a una anomalía cerebral que altera los mecanismos neurales del sueño en el que el paciente es posible que se queda totalmente dormido durante unos minutos en cualquier lugar o situación. Es muy peligrosos porque puede pasar mientras se conduce, se anda… Por su parte, la cataplejía es la parálisis total pero que ocurre cuando la persona está de forma consciente por lo que suelen caer rendidos al suelo.

El sonambulismo es más conocido y suele venir causado por falta de sueño, ansiedad, trastornos mentales o consumo de alcohol en el que el paciente se levanta con normalidad como si estuviera consciente cuando en realidad está completamente dormido.

Los terrores nocturnos también son muy comunes, sobre todo en niños pequeños, en el que es tanto el miedo que tienen que pueden llegar a entrar en estado de shock y desorientarse fácilmente.

Como vemos, en muchas ocasiones y para muchas personas poder tener un sueño reparador es muy difícil por este tipo de trastornos, por lo que te recomendamos que si sufres cualquiera de ellos acudas inmediatamente a tu médico de cabecera y por supuesto si es apnea del sueño a un experto maxilofacial como el Doctor Birbe cuya dilatada experiencia y profesionalidad reconocida a nivel internacional hacen de su clínica una de las más prestigiosas de Europa.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Danos tu valoración haciendo click en las estrellas!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos: