Todos sabemos lo importante que es la alimentación para nuestra salud, no solo la salud de nuestros organismo, si no también para nuestra salud mental, la alimentación forma parte de la felicidad y el bienestar.

Después de una intervención quirúrgica nos sentimos mas vulnerables y débiles, no debemos descuidar la alimentación. Sacaremos fuerzas para poder llevarla lo más saludable y lo mas aconsejable para estas ocasiones.

Los alimentos sólidos no vienen muy de gusto, así pues los puedes triturar, añadirle la carne o el pescado. Los espesaremos mas o menos con caldo , según tu necesidad y según tu capacidad para poder tragarlos.

Aunque dé pereza piensa que debes de hacer de 5 a 6 comidas al día, poca cantidad para no llenarte pero seguido.

Es aconsejable comer poco a poco y en un ambiente tranquilo. Las prisas no favorecen a la digestión.

En el caso que al tragar molestase puedes escoger alimentos fríos, ayudan a calmar el dolor y la inflamación.

Evitaremos los alimentos calientes , ácidos y picantes.

Es posible que no tengas mucha hambre, un plato estilo ” plato único” es ideal, variado, verdura y proteína. La ingesta de todos los nutrientes es básico.

Si haces purés intenta que no tengan hilos, ni pieles, te ayudará si utilizas el colador chino.

Elige productos frescos y una dieta variada.

La cantidad de agua aconsejada es de 1,5 a 3 litros de agua.

Ejemplos de comidas

Compota de manzana.

Zumos de frutas y yogures.

Leche con cereales , avena…

Batidos de frutas

Purés varios con la proteína del pescado o la carne.

Tortillas, huevos pasados por agua.

Sopas.

Piensa lo importante que es la alimentación sobre todo esos días después de una intervención por pequeña que sea. Clínica BIRBE cuida de todos sus pacientes y vela por su salud. Si deseas más información contacta con nosotros.