La endodoncia es uno de los procedimientos más habituales en cualquier clínica dental, sin embargo, se deben llevar a cabo una serie de pautas previas y recomendaciones si queremos controlar la infección y que una mala práctica lleve a la pérdida de la pieza dental o la aparición de una enfermedad periodontal. En este sentido, es importante confiar sólo en profesionales especializados que puedan hacer un diagnóstico concreto y que evalúen los mejores procedimientos a seguir según cada paciente.

Para realizar la endodoncia, lo primero que se realiza es la sedación local para que los tejidos de la zona a tratar para posteriormente colocar un protector que aisle la pieza dañada delr esto. A continuación se realiza un pequeño orificio en la superficie masticatoria para poder entrar hasta la cámara pulpar y los conductor radiculares y así poder retirar la zona dañada y limpiar el área.

La parte final corresponde al correcto sellado con material biocompatible que se adaptan a la tipología de cada canal y pieza dental.

Después del tratamiento, es posible que se proponga algún tratamiento con antibiótico para prevenir posibles infecciones y será el profesional es que establezca también el tipo de ressctructuración permanente para reemplazar la pérdida del diente que puede ser un empaste tradicional o una corona.

En la Clínica Birbe estamos especializados en cirugía maxilofacial e implantología dental además de otras áreas, por lo que la realización de endodoncias es una de las labores más sencillas y comunes en nuestro día a día pero que, como hemos mencionado antes se deben realizar con la máxima profesionalidad y cuidados para obtener los mejores resultados.