Como en todos los campos y sectores, siempre existen personas que desempeñan la profesión pero que no son los “profesionales” que debieran ser por eso hoy os queremos hablar de cómo debe ser un buen cirujano maxilofacial.
Uno de los errores más frecuentes que se cometen es precisamente considerar que este doctor es sólo un odontólogo, pues bien, para ser un cirujano maxilofacial además de estudiar odontología hay que formarse específicamente y de forma posterior en cirugía oral y maxilofacial que engloba cualquier tratamiento facial. Y es que este tipo de procedimientos quirúrgicos necesita de conocer otro tipo de especialidades, ya que es la única manera de poder tratar fracturas faciales, malformaciones craneo-faciales, anomalía dentofacial, cirugía estética facial, tratamientos de la articulación temporomandibular, etc. Por lo tanto, este profesional debe requerir una especialización multidisciplinaria para resolver cualquier problema de salud de la región facial y cavidad oral. Precisamente por este motivo, en España encontramos pocos profesionales de este calibre que además cuenten con una elevada reputación y una amplia experiencia.
En este sentido, el Doctor Birbe es considerado un referente tanto nacional como internacional tras haber atendido a miles de pacientes con resultados satisfactorios.
Sin embargo, existe cada vez más una tendencia hacia esta falta de especialización, de diagnóstico, de criterio y de ser capaz de atender cualquier caso sólo con el fin de tener un beneficio económico, de ahí que el número de negligencias e imprudencias aumente en estos casos.
Nuestra recomendación es que siempre sospeches de:
  • Personas que hacen de todo, existe un profesional para cada tipo de especialidad (ortodoncia, prótesis, limpieza, implantes…)
  • Personas que tengan unas tarifas extremadamente baratas en relación al mercado.
  • Personas que sean dubitativos y no expliquen claramente cómo va a ser el tratamiento y procedimiento a seguir. Además siempre deben dar más de una opción de tratamiento.
  • Personas que no consulten con otros especialistas, sobre todo cuando se trata de cirugías que requieren la especilidad de otros profesionales como ortodoncistas.
En su lugar, os recomendamos que siempre confiéis en:
  • Especialistas que estén asociados a gremios odontológicos científicos.
  • Especialistas que tengan práctica exclusiva en su área específica.
  • Especialistas que ofrezcan un precio acorde al del mercado.
  • Especialistas que tengan más de una especialidad y una amplia formación ya que nos aseguraremos de elegir un profesional con las mejores capacidad para resolver cualquier patología.
  • Especialistas que trabajen en equipo.

Y recordar, si estamos ante un procedimiento quirúrgico complejo es necesario recurrir específicamente a cirujanos maxilofaciales que conozca todas las técnicas necesarias para su ejecución y que cuente con el respaldo también de especialistas de otras áreas.