Perder una pieza dental no sólo afecta a la funcionalidad a nivel masticatorio o de locución, sino que supone un fuerte golpe a nivel psicológico porque estéticamente la sociedad lo considera “feo” y hace que perjudique directamente al paciente con una pérdida de autoestima y seguridad en sí mismo importante.

En la Clínica Birbe nuestros especialistas diagnostican en muchos casos estas consecuencias y es que en la sociedad actual, nuestra imagen estética es muy importante en todas nuestras relaciones con el resto de personas por ello es común ver su vergüenza, ansiedad, tristeza e inseguridad durante el habla con los demás. Y lo peor de todo es que afecta a la relación con familiares, amigos o en el ámbito laboral ya que está comprobado cómo es más difícil la búsqueda de trabajo.

Por suerte, existen alternativas para poder solventar este problema de forma muy efectiva ya que los métodos de restauración dental son muchos donde el implante dental es la opción más demandada por su aspecto estético muy parecido al de una pieza dental natural y su funcionalidad. Además, el tratamiento es simple e indoloro y no suele haber rechazos ni consecuencias tras su procedimiento.

También existen otras alternativas más económicas para todos aquellos pacientes que tengan más de una pieza dental que restaurar o no tengan el importe necesario para acudir a un implante dental aunque en la actualidad su precio ha disminuido y las facilidades que brindan clínicas como la nuestra hace que nadie tenga que sufrir las consecuencias psicológicas que conlleva la pérdida dental o una mala estética oral.